Home Ahorro No necesitas grandes ingresos para poder ahorrar
No necesitas grandes ingresos para poder ahorrar

No necesitas grandes ingresos para poder ahorrar

0
0
Reading Time: 3 minutes

Al ahorro hay que prestarle más atención y esfuerzo del que se le presta. De entrada, lo que parece más evidente respecto a este tema no es necesariamente la realidad; no es necesario un súper sueldo para ahorrar como se debe.

no necesitas grandes ingresos para ahorrar

Ahorrar bien no es cuestión de guardar lo que sobró de los gastos del mes. Si crees que tus gastos no te permiten dejar un poco para el ahorro, es hora de reevaluar tu forma de usar el dinero, y el día de hoy nosotros queremos contarte 6 formas de ahorrar sin tener un gran sueldo. ¡Toma nota!

  1. Evalúa tus deudas

Primer paso: ¿cómo vas con las deudas? El uso de tu tarjeta de crédito requiere de estrategia, no de gastar por gastar. Para evitar deudas innecesarias, procura sólo pagar con la tarjeta de crédito aquellas cosas que sabes que al llegar a la fecha de corte podrás pagar sin problemas.

Sobre las deudas que ya tienes que pagar, nuestro consejo es que primero acabes con las de menor valor. Así poco a poco te irás quitando pendientes de encima y podrás recuperar tu control a la hora de llegar a las grandes deudas. Pero nunca te olvides de lo importante: no pagues con la tarjeta de crédito lo que no tienes certeza de que te alcanza.

  1. Abre una cuenta para tu retiro, ¡ya!

No importa si eres millennial y apenas acabas de terminar la carrera. Es un tema de urgencia que tengas contemplado tu retiro. No te decimos que te olvides de tus planes a corto plazo. Simplemente queremos recordarte que tu próximo emprendimiento que has estado planeando no significa que no vayas a necesitar dinero para tu futuro. No tienes que meter todo tu dinero, con que le dediques un 10% de tu sueldo mensual. Mientras ese ahorro vaya creciendo, nuestro consejo es que inviertas con kubo.financiero. ¿Ya conoces kubo.plazofijo? Con este producto puedes invertir desde $1,000 y el rendimiento es fijo.

  1. Paga tu tarjeta siempre a tiempo

Aquí lo básico que debes de saber sobre las tarjetas de crédito: Tienen una fecha de corte y una fecha de pago. La fecha de corte es la que al mes marca el fin de un periodo y el inicio de otro. La fecha de pago es la límite que tienes desde la de corte para pagar el periodo anterior. La fecha límite de pago llega algunos días después de la fecha límite de corte; a partir de la fecha de corte debes de pagar el monto debido. Paga a tiempo y así no tendrás que pagar los intereses.

  1. Disminuye tus gastos hormiga

La tiendita, el Oxxo, las botellas de agua, una botanita y otros nombres que quieras ponerle a tus gastos hormiga, te quitan más dinero del que tu piensas. Intenta imaginarte la cantidad de dinero que le destinas a esos gastos. Ahora piensa, ¿qué pasaría si todo ese dinero te lo ahorraras? Con él podrías invertir para tener más ganancias, ¿no crees?

  1. Metas a corto plazo

Procura destinar otra pequeña cantidad para tus metas a corto plazo. En serio no tienes que guardar muchísimo dinero, simplemente lo necesario para que puedas comenzar a invertir. Mientras tu dinero va creciendo, puedes destinar ese capital a financiar un posgrado, ahorrar para tu boda, para un viaje o mejoramiento de vivienda, ¡lo que tu quieras!

  1. Registra todos tus movimientos

No te conformes con tener en mente cada cosa que haces con tu dinero. Mejor, registra tus metas y cuánto vas ganando e invirtiendo para alcanzarlas. Para eso, te recomendamos descargar la aplicación Mint Budgeting App, que te ayudará a mantener un registro de tus objetivos e ingresos. Si no, ¡también puedes hacer tu propio planificador financiero en Excel! Asegúrate de incluir tus metas a largo plazo, metas a corto plazo, ingresos, gastos necesarios y activos que vayas generando en tu camino. ¡Suerte!


Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.