Home Ahorro Cómo Ahorrar para la Universidad de tus Hijos

Cómo Ahorrar para la Universidad de tus Hijos

0
0
Reading Time: 4 minutes

Hoy en día, obtener una educación superior de calidad es una de las herramientas más importantes para un éxito profesional y financiero. En México, según reporta el INEGI, hasta el 2010 sólo el 16.5% de los jóvenes en edad escolar en México obtuvo un título universitario. Los constantes niveles de competitividad alrededor del mundo cada vez exigen una mejor educación a la población. Es por eso que, si tienes o planeas tener hijos, debes pensar sobre su futuro educativo. Este post te guiará en qué herramientas hay disponibles y tips de cómo ahorrar para la universidad de tus hijos.

Tips de Cómo Ahorrar para la Universidad de tus Hijos

Si planeas tener hijos o ya tienes hijos pequeños, es el mejor momento para pensar en su educación universitaria. Entre más temprano empieces a ahorrar dinero para este fin, representará una mensualidad más pequeña a ahorrar.  Considera que la educación universitaria en México oscila entre $390,000 pesos y $650,000 pesos. O si bien prefieres una educación internacional para tus hijos, por supuesto hay que considerar la moneda local y otros gastos. Sin embargo, no tiene porque asustarte esta cifra, pues no es una meta imposible. Para ponerte un ejemplo, según CNN Expansión, si empiezas a ahorrar en un fondo de inversión desde que tu hijo nace, sólo necesitas $1,500 pesos al mes. Si lo haces a partir de que cumple 10 años, entonces el monto mensual a ahorrar será de $4,500 pesos.

Hay tres herramientas principales que puedes utilizar para ahorrar para la universidad de tus hijos: un fideicomiso, un seguro educativo, y un fondo de inversión. Las tres tienen sus ventajas y desventajas, pero en realidad todo depende de tu perfil financiero, el tiempo que tienes disponible para ahorrar antes que tu hijo cumpla la edad para estudiar la carrera, y la cantidad específica a lograr. Considera lo siguiente de cada instrumento:

Fideicomiso

La CONDUSEF delinea un fideicomiso como:

“… una figura jurídica mercantil a través de la cual una persona física o moral destina ciertos bienes a un fin lícito determinado…”

El beneficiario de estos recursos es llamado “fiduciario”, en este caso tu hijo. Dependiendo del fideicomiso que tu elijas, puede ser que tu ahorro tenga un rendimiento o no. Sin embargo, la gran ventaja de esta herramienta es que nadie puede tocar el dinero, aún si te metes en problemas financieros, el fideicomiso no puede ser embargado para cubrir tus deudas. Es decir, está garantizado que el dinero será entregado al beneficiario para el fin que especificaste por escrito.

Cuando tu hijo cumple la edad para recibir su fideicomiso, se puede manejar en tanto que se le entregue la cantidad completa, o en mensualidades para una mejor administración de los recursos.

Seguro Educativo

Estos seguros te cobran una prima mensual, trimestral o anual según tus necesidades. Básicamente estableces la cantidad a la que quieres llegar, y se ajustan los pagos constantes para lograr la meta. Sin embargo, no siempre tienen buen rendimiento, en comparación a un fondo de inversión. Además, en algunos casos, los seguros te pueden penalizar en caso que no cumplas con algunos de los pagos. Esto es un incentivo a que sigas ahorrando y no utilices tu dinero para otros fines.

Los seguros son buena opción también en caso que te ocurriera un accidente y faltaras. Es una especie de seguro de vida que cubre las necesidades educativas de tus hijos en tu ausencia. Si inviertes en un fideicomiso y un seguro educativo, puedes indicar que el seguro se aplique al fideicomiso en caso que faltes.

Fondos de Inversión

En este caso, lo mejor es que pidas ayuda de un consultor financiero o analizar muy bien tu portafolio de inversiones para tomar las mejores decisiones. La ventaja de esta herramienta es que puedes diversificar tus inversiones y así reduces el riesgo. Recuerda que si tienes más tiempo para ahorrar, no necesitas tanto riesgo. Si lo haces a una edad más avanzada de la vida de tu hijo, quizá necesites mayor riesgo para poder llegar a la meta.

Otras Herramientas

Hay muchas universidades privadas que manejan sus propios incentivos de ahorro para la educación. Una de ellas es que pagues semestres por adelantado a precio actual. De esa manera evitas pagar valores futuros, y aseguras semestres desde hoy.

¿Cuál herramienta de ahorro elijo?

Tu decisión depende de tu aversión al riesgo: en un seguro, como el nombre lo dice, llegarás a la meta pase lo que pase, pero no tendrás ganancias como en un fondo de inversión. Sin embargo, en un fondo de inversión puedes tener pérdidas, así como ganancias. El fideicomiso, es una opción también muy buena si quieres asegurar que el monto sólo llegue para el fin y a las manos indicadas. Consulta a un profesional para que analice tus necesidades y perfil y así llegar a la mejor elección posible.

Al final, el éxito de tu ahorro dependerá de tu responsabilidad para hacer los pagos o ahorros correspondientes. Si sientes que no alcanzas a tener liquidez para hacer el pago correspondiente, siempre puedes pedir préstamos en línea con Kueski. Recuerda que tienes un compromiso y responsabilidad con tus hijos, y ahorrar para su educación es una de las mejores inversiones que puedes hacer para su vida profesional.


Kueski SAPI de CV SOFON ENR. Consulta aviso de privacidad, Costo Anual Total y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

tags: