Home Cultura Financiera Cómo Recuperarse de la Cuesta de Enero

Cómo Recuperarse de la Cuesta de Enero

0
0
Reading Time: 4 minutes

El maratón Guadalupe-Reyes está terminando. Los festejos de la temporada fueron vastos y tuvimos la oportunidad de convivir con familia y amigos. Ya sea que hayamos gastado en regalos, cenas, posadas y/o viajes, enero usualmente resulta ser un reto financiero para los mexicanos. Sin embargo, no tiene porqué ser así. En este post te decimos cómo recuperarse de la cuesta de enero.

Foto por Dan Moyle en Flickr CC
Foto por Dan Moyle en Flickr CC

 

Recuperarse de la Cuesta de Enero es Sólo Cuestión de Planeación

En años anteriores, los mexicanos nos veíamos sobre gastados a partir de Diciembre y con el inicio del maratón Guadalupe-Reyes. Sin embargo, eso ha cambiado en los últimos años con la introducción del Buen Fin, el cual ha anticipado las fechas de compras para la nación. Es decir, desde noviembre de cada año y hasta el 6 de enero, los mexicanos nos vemos afrontados por gastos extraordinarios, y aún a pesar de recibir aguinaldos y quizá bonos de fin de año, los gastos tienen un impacto en el inicio del nuevo año, provocando así la cuesta de enero. Sin embargo, la cuesta de enero no tiene que ser un reto insuperable si se planea bien las cosas. En este post encontrarás tips de prevención para futura referencia, pero aún más importante, encontrarás tips de cómo recuperarse de la cuesta de enero en este mismo año 2015.

Acciones Preventivas para Evitar la Cuesta de Enero

Como bien mencionamos, la cuesta de enero es un arrastre de gastos desde noviembre del año anterior. Si quieres planear para tu siguiente ciclo festivo decembrino, esto es lo que puedes hacer:

  • Ahorra el 60% de tu aguinaldo. Según el Financiero lo más aconsejable es que tus bonos de fin de año, incluyendo tu aguinaldo, ahorres el 60% para invertirlo hasta enero. El resto lo puedes invertir en gastos de la temporada.
  • Haz compras de “bienes duraderos” en Enero. Utiliza el 60% que habías ahorrado de tu aguinaldo o de compras que te hicieron falta hacer para enero. En enero se hacen ofertas en tiendas y agencias de viajes para incentivar las compras, pues suele ser el mes con menos ventas. Aquí puedes aprovechar para comprar “bienes duraderos” como electrónicos, propiedades, inversiones y hasta viajes. Te sorprenderás de la diferencia de precios.
  • Haz planes para reducir gastos de posadas y fiestas. Para el próximo año trata de hacer un plan o presupuesto de fiestas para no pasarte de ese 40% de aguinaldo planeado para gastos.

En caso que tus gastos hayan sido muchos en el Guadalupe-Reyes 2014-2015

Suponiendo que no tuviste la posibilidad de aplicar los consejos preventivos anteriormente mencionados, todavía hay espacio para recuperarse de la cuesta de enero. Aunque durante el 2014 según el Financiero, el consumo mexicano se vio deprimido en comparación a los 5 años anteriores, seguramente representa un gasto extra para tu economía. De hecho según el mismo diario, 12 millones de mexicanos iniciarán el 2015 pagando sólo una parte de sus deudas – es decir, no liquidando el total-, y 1.5 millones se les cobrará intereses moratorios. Entonces, esto es lo que puedes hacer para que la cuesta de enero no te arrastre en todo tu 2015:

  • Aumenta el pago mínimo de tus deudas. Si, tal vez requiera un poco más de esfuerzo, pero al largo plazo, te lo agradecerás a tí mismo. El Financiero recomienda tratar de aumentar el pago mínimo de tus deudas en por lo menos un 30% y además destinar $4,000 pesos para amortizar tu deuda. Si tu deuda es de $60,000 por ejemplo, con esta técnica podrás terminarla en 7 meses.
  • Ahorra. Tal vez no tengas deudas, sin embargo si no ahorras también es una situación de riesgo. Si ocurre una emergencia o necesitas un crédito para cubrir algo extraordinario sin tener ahorros o un fondo de dinero, adquirir un crédito te deja en el riesgo de no poder pagar tu deuda. Por eso es muy importante ahorrar, aunque sea un 10% de tus ingresos. Puedes consultar más sobre este tema en uno de nuestros blog posts anteriores.
  • Reestructura o Negocia tu Deuda. Si por alguna razón la prevención, el ahorro, o el aumento en tus pagos mínimos no son opción por ahora, trata de negociar tu deuda o reestructurarla con tu otorgante de crédito. Sin embargo, trata que esta situación no se repita frecuentemente, pues de ser así, tu deuda sólo aumenta y se prolonga.

En general, las deudas no tienen porqué ser malas para tu economía, al contrario, son una herramienta que utilizada de buena manera, pueden ayudar mucho a tu crecimiento económico. Puedes conocer más de cómo lograrlo en este post anterior. Un préstamo personal por ejemplo, te puede ayudar a tener liquidez, a completar un monto de inversión y muchas otras cosas. Recuerda que un préstamo hay que considerarlo como un apalancamiento en el tiempo y tus finanzas, más no considerarlo como dinero extra en el banco. ¡Qué tengas un excelente inicio de año!

 


Kueski SAPI de CV SOFON ENR. Consulta aviso de privacidad, Costo Anual Total, comisiones y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *