Home Cultura Financiera ¿Deberías aceptar todo lo que te ofrece tu banco?
¿Deberías aceptar todo lo que te ofrece tu banco?

¿Deberías aceptar todo lo que te ofrece tu banco?

0
0
Reading Time: 4 minutes

Es común que una vez que eres cliente de un banco y tienes una cuenta de cheques con ellos empieces a recibir ofertas de diferentes productos luego de un tiempo. Pero, ¿deberías decirle que sí a todo lo que te ofrecen? En este post veremos algunas de las ofertas más comunes que pueden recibir y en qué situaciones son convenientes.

Tarjetas de crédito

En primer lugar tenemos la típica oferta de una nueva tarjeta de crédito. Un nuevo plástico reluciente disponible para aumentar nuestra capacidad de compra. Suena muy tentador, ¿verdad? Sin embargo, si eres un asiduo lector del blog de Kueski sabrás que una tarjeta de crédito no es una extensión de nuestros ingresos, sino un instrumento que puede ser muy útil si se utiliza responsablemente. Por ello, aunque te sientas tentado a aceptar esta nueva tarjeta, primero debes preguntarte si la necesitas, si te está ofreciendo algún beneficio extra o una tasa de interés menor a tus plásticos actuales, y sólo así justificar su adquisición.

Leer: Cómo funciona una tarjeta de crédito

Pólizas de Seguro

Otro de los servicios que también se ofrecen con regularidad (y que para muchos pueden llegar a ser muy molestos por tanta insistencia) son los seguros. Desde seguros de protección para tu auto, tu casa, seguros de gastos médicos o seguros de vida; el portafolio de estos productos que tiene un banco puede ser muy extenso. Por ejemplo, si no tienes un seguro de auto y el banco te ofrece facilidades para adquirir uno por ser su cliente (como por ejemplo diferir el monto en tu tarjeta a meses sin intereses, una tarifa especial o algún extra atractivo) tal vez sí te convenga explorar las opciones que tu banco te ofrece. Por el contrario, si ya tienes un seguro de gastos médicos y te marcan para ofrecerte un seguro de cobertura platinum gold premier que jamás vas a usar, no tiene caso que lo adquieras y menos si 1) no entiendes del todo qué estás contratando y 2) tienes otros objetivos financieros a los cuales darles prioridad.

Leer: Protege a los tuyos con los Seguros Básicos Estandarizados

Consolidación de deudas

Si por cualquier motivo tienes algunas deudas que te gustaría eliminar, si estás pagando intereses muy altos o si de plano debes en muchos lados y se te está haciendo imposible llevar un control de todos tus pagos, la propuesta de migrar deudas externas a tu banco actual puede ser muy atractiva. Pero ojo, lo más importante es revisar la tasa de interés y cualquier comisión que vayas a tener que pagar por aceptar el beneficio para determinar si verdaderamente es algo que te convenga. Por otro lado, si de verdad crees que te beneficiarías mucho de consolidar todas tus deudas en una sola, tal vez valga la pena que aceptes una tasa un poco mayor si esto te ayudará a ahorrarte intereses y multas por olvidarte de dar tus pagos a tiempo.

Leer: Cómo pagar deudas cuando ya no puedes con ellas

Créditos personales

Un último producto que los bancos suelen ofrecer son los llamados créditos personales. Las ofertas de este tipo de créditos no se hacen tan a la ligera, por lo mismo puedes llegar a pensar que se trata de una oportunidad única que no debes dejar pasar. Además, generalmente este tipo de créditos se ofrece a clientes que tienen un buen puntaje de crédito y una excelente capacidad de pago (la cual tu banco comprueba con el uso que le das a tus tarjetas de crédito, por ejemplo). Por lo tanto, puede parecer muy tentador aceptar un préstamo que no estabas buscando pero que te permitiría cumplir una meta a largo plazo en un tiempo menor o tal vez solo darte un gusto, como por ejemplo regalarte unas vacaciones. Lo importante aquí es no caer en la tentación sin antes verificar, como mencionamos en párrafos anteriores, la tasa y las comisiones que te cobrarían por aceptar la oferta. Unas vacaciones a la playa ya no suenan tan buena idea si terminarás pagando 10 veces su valor y encima en un plazo de varios años, ¿verdad? Compara tus opciones y ve si no hay otras alternativas que podrían servirte mejor, como por ejemplo los microcréditos.

Leer: Tips para mejorar tu salud financiera y capacidad de crédito

Recuerda que todos estos productos y ofertas que el banco te hace están basados en tu historial con el banco, tu puntaje crediticio, tu capacidad de pago, ingresos, deudas actuales, etc. No podemos decir que absolutamente todas las propuestas son malas o buenas. Para algunos tendrán mucho sentido según su situación, pero para otros no tanto. Lo mejor es analizar de forma crítica cada oferta que te hagan para determinar si te conviene o no.

¡Nunca aceptes un producto por sentirte presionado o sin haber investigado y comparado antes! Así como puedes caer en el error de contratar algo que no necesitas, también podrías estar dejando pasar una verdadera oferta que te convendría.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *