Tips para vivir con roomie y no morir en el intento

0
132
vivir con roomies

La meta de independizarse seguramente está en la lista de prioridades de muchos de nosotros, sobre todo ahora que estamos iniciando un nuevo año. Sin embargo, con la problemática de salarios bajos y costos de bienes raíces altos, muchas de las personas que quieren salirse por fin de casa de sus papás y encontrar su propio espacio tienen que buscar alternativas como la de conseguir un roomie, o compañero de cuarto, para así poder bajar los gastos de mantener una casa y que sean un poco más manejables.

vivir con roomies

Pero, ¿qué sucede con aquellos que creen que su personalidad no encaja con la idea de tener un roomie? Aunque la verdad es que para la mayoría poder vivir realmente solo es la meta final, tener un roomie no tiene por qué ser una fuente de estrés e incomodidad, sino más bien una oportunidad de ganar un poco más de autonomía y disfrutar de algunas ventajas, sobre todo si planeas mudarte a una zona popular de la localidad donde vives (en donde los precios seguramente serán más caros y viviendo sólo no podrías hacerlo). Así que para lograr que la transición sea un poco más sencilla y te puedas adaptar a esta nueva forma de vida, aquí te presentamos cuatro tips para que vayas perdiendo el miedo de vivir con roomie y más bien lo consideres como una opción viable.

Leer: Prepara tus finanzas para independizarte

Busca alguien con quien seas compatible

¿Suena bastante obvio, no es así? Si vas a vivir con alguien más y quieres evitar roces, lo mejor es que te des el tiempo de encontrar a un roomie que sea compatible contigo. Encontrar a la persona que cumpla con todos los requisitos de tu lista imaginaria probablemente sea muy complicado, pero claro que es posible encontrar a alguien con quien seas compatible en los niveles más básicos.

La presión para salirte de tu casa y tener tu propio espacio puede llevarte a tomar decisiones apresuradas, pero, así como es vital que investigues distintas opciones de casa o departamento antes de mudarte, también deberás pasar por el debido proceso de seleccionar un roomie. Ten en cuenta también que tus amigos o alguien que ya conoces no siempre son la mejor opción, aunque así lo parezca de primera instancia. Sé completamente honesto, piensa con la cabeza fría y evita decisiones que probablemente te darán un dolor de cabeza en el futuro.

Asegúrate de que todos estén en el contrato de arrendamiento

Una vez que hayan encontrado el espacio perfecto para sus gustos y necesidades (¡y sus bolsillos!) es importante que todas las personas que compartirán la casa o el departamento estén nombradas en el contrato de arrendamiento. De esta forma la responsabilidad del mismo será equitativa y podrán empezar su relación de roomies con el pie derecho.

A su vez, antes de firmar cualquier contrato también debes estar seguro de que comprendes los términos del mismo y que todas las partes están de acuerdo con ellos. Si tienes dudas, puedes quizás buscar la ayuda de algún profesional, o también acudir con algún amigo o conocido que ya haya pasado por esa situación para que te ofrezca su punto de vista y te asegures de que estás entrando en un acuerdo justo para todos.

Leer: Antes de rentar compara costos

Haz un contrato aparte para delimitar derechos y responsabilidades

Además del contrato de arrendamiento, es recomendable realizar otro documento en el que se estipulen las obligaciones y los derechos de cada inquilino. Tal vez suene un poco extraño o incluso incómodo al principio, sobre todo si es alguien a quien ya conoces de antemano, pero no dudes en que tener por escrito un set de expectativas y reglas te sacará de muchos malentendidos en el futuro y te ayudará a hacer más fácil el que todos lleven la fiesta en paz.

Entre las cosas importantes que pueden incluir en este acuerdo están la forma en que se dividirán los gastos, las políticas para visitas y otras reglas de la casa, y también información sobre los quehaceres del hogar. Aunque problemas como quién saca la basura o de quién es el turno de lavar los platos no constituyen faltas de tipo legal a diferencia del pago de la renta, por ejemplo, todo esto ayudará a que el panorama siempre esté claro entre las partes y la convivencia pueda ser más armoniosa.

Utiliza apps y otras tecnologías para hacer tu vida más sencilla

Hoy en día existen diferentes herramientas que pueden utilizar para mantenerte en contacto tanto con el arrendador como con tus roomies, así como también para hacer un poco más sencillo la cuestión de dividir gastos. Saca ventaja de la tecnología, investiga alternativas para hacer procesos un poco más sencillos y en conjunto con tu roomie (o roomies) acuerden su propia forma de lidiar con estos aspectos para que no sean tan engorrosos.

Leer: Consejos financieros para llevarla en paz con tus roomies


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Tips para vivir con roomie y no morir en el intento
1 (20%) 1 voto

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí