Más de una vez hemos escuchado hablar acerca de los testamentos, incluso al ver una película o serie de drama y un personaje fallece, comienza la trama tras leer el testamento del difunto y saber a quién destinó su herencia.

El realizar un testamento es algo que todos podemos hacer y es una costumbre que deberíamos tener. Según datos de la OCDE “México se encuentra entre los últimos lugares de cultura testamentaria y solo el 17% de todos los mexicanos elabora un testamento”.

Es por ello que en el año 2003, la Secretaría de Gobernación junto con el Notariado Mexicano activaron la campaña “Septiembre, mes del testamento” con el fin de promover la cultura de realizar un testamento. De hecho, gracias a esta campaña se determinó que Septiembre sería el mes del testamento y año con año la mayoría de las notarías ofrecen un 50% de descuento.

Cabe mencionar, que se puede hacer un testamento aunque no se tengan riquezas ya que, además de bienes materiales, un testamento sirve para que se cumpla la última voluntad del testador y se determine el destino de sus derechos y obligaciones.

Si quieres contribuir a esta cultura, puedes hacer tu testamento, es más fácil de lo que crees, solo necesitas saber algunos puntos relevantes como, conocer los tipos de testamento, los requisitos, ¿quién puede elaborar un testamento? entre otras cosas.

¿Qué es un testamento?

El artículo 1295 del CCF menciona que un testamento es un acto personalísimo, revocable y libre, por el cual una persona capaz dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte.

Tipos de testamento

Existen dos grupos en los que se clasifican los testamentos, comunes y especiales. Dentro de los testamentos de tipo común se encuentran los siguientes:

Testamento Abierto

Es el más común de todos pues se realiza ante un notario público y no es necesario presentar testigos para elaborarlo, a menos que el testador no sepa leer ni escribir. De esta manera deberá presentar a dos testigos.

Testamento Cerrado

Lo puede hacer el testador o una persona que el asigne, una vez que esté elaborado deberá de cerrarse y llevar a la notaría. Es necesario llevar testigos para el trámite.

Testamento Simplificado

Si deseas dejar algún inmueble, este es el testamento que necesitas hacer. Se debe realizar ante un notario y llevar consigo las escrituras a heredar.

Testamento ológrafo

Se hace a puño y letra del testador. Una vez que la persona fallece el representante tendrá 10 días hábiles para llevarlo a la notaría y validarlo.

Existen casos particulares en los que el realizar un testamento es complicado. Para esto están los testamentos especiales:

Testamento Privado

Si el testador se encuentra en una situación de peligro, accidente, enfermedad grave o bien hay una epidemia, este el testamento que deberá elaborar. Únicamente será válido si la persona muere.

Testamento Militar y Marítimo

Militar, aplica para todas las personas que se encuentren en el ejército y vayan a combate.

Marítimo, aplica para las personas que estén en alta mar o a bordo de un navío. Se necesitan 2 testigos y el capitán deberá estar presente.

Testamento hecho en el extranjero

Si te encuentras en otro país y deseas hacer tu testamento, este será de acuerdo a las leyes del país y para ser válido deberá presentarse en la CDMX.

Ahora que ya conoces los tipos de testamento que existen, podrás elegir el que más se adapte a tu situación y elaborarlo. Recuerda que es una cultura que nosotros como mexicanos debemos tener, no hay pretextos para hacer uno, incluso si te vas de vacaciones o estás en un crucero y se presenta una situación de peligro, podrás elaborarlo.

Qué es un testamento

¿Cómo hacer un testamento?

Para hacer un testamento en México, tienes que ser mayor de edad y presentar los siguientes requisitos ante la Notaría de tu comunidad.

  • Acta de Nacimiento
  • Identificación Oficial
  • Nombre de los padres
  • Recibo de pago

Te preguntarás ¿cómo puedo redactar un testamento?, recuerda que no es necesario que lo hagas tú, a menos de que el tipo de testamento que necesitas no sea ante un notario público. Si ese es tu caso, te recomiendo apoyarte de algún formato online, estamos en 2020 y puedes encontrar todo lo que busques en internet.

¿En dónde puedo encontrar un testamento en México?

Es mucho más sencillo de lo que parece, una vez que entregas el testamento al notario, el se encarga de registrarlo en el RENAT (Registro Nacional de Avisos de Testamento). Ahí se encuentran todos los testamentos oficiales y que tendrán validez. Así que si no sabes si una persona dejó testamento en México, deberás emitir una solicitud al notario para que consulte en el Archivo General de Notarías si existe el documento o no.

¿Si no hay testamento quién hereda?

Como ya lo hemos mencionado, no todos los mexicanos tenemos la costumbre de hacer un testamento y la importancia de hacer un testamento reside en dejar en orden nuestras obligaciones, bienes tangibles e intangibles y evitar conflictos familiares.

En el caso en donde no haya testamento, el gobierno es el encargado de repartir los bienes. El orden será, primero hijos, cónyuge y concubina. En caso de que el fallecido no tenga familiares, la herencia se repartirá a la beneficencia pública. En el Estado de México, los bienes se transmiten al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

No hay excusas para no realizar tu testamento, es nuestra obligación y nos permitirá dejar las cosas en orden, además de que les dará tranquilidad a nuestra familia. Puedes tener más de un testamento asimismo podrás cambiarlo cuantas veces sea necesario.

Recuerda que el mejor mes para hacerlo es en septiembre, si necesitas asesoría puedes ir a un notario o bien la INAPAM ofrece asesoría jurídica de manera gratuita a personas de 60 años y más.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí