¿Te gustaría ser dueño de todos los Oxxo?

0
441

-Por Mauricio Devars

Sí, aunque no lo creas, ser dueño de todos los Oxxo es mucho más fácil de lo que crees, y no… no me refiero a operar una sola tienda, sino literal ser dueño de las más de 16,000 tiendas Oxxo a lo largo de México.

Pero, a ver ¿Cómo puedes ser dueña de Oxxo? Tal vez hayas escuchado alguna vez que alguien invirtió en acciones de una empresa ¿Qué significa esto? Para esto vamos a irnos algunos pasos atrás…

Imagina que tú y una amiga tienen una gran idea de negocio, se ponen las pilas, desarrollan un producto y lo empiezan a vender.

Luego de unas semanas se dan cuenta que les está yendo mejor de lo que esperaban y cada vez tienen más clientes interesados en su producto por lo que deciden hacer las cosas más formales así que van con un abogado que les ayude a establecer legalmente su empresa.

Cuando están firmando papeles y papeles, el abogado les pregunta, ¿quiénes serán los dueños de la empresa? Cómo tú y tu amiga se llevan muy bien y ambas han contribuído equitativamente al proyecto, deciden que se irán a partes iguales y cada quién será dueña del 50% de la empresa. En este momento deciden que la empresa tendrá 10,000 acciones y a cada quien le tocarán sus respectivas 5,000 acciones equivalentes a su 50%.

Pasan un par de meses y se dan cuenta que necesitan más gente en la empresa por lo que contratan a un par de personas extras.

Como apenas están iniciando, no pueden pagar tan buenos sueldos como quisieran, pero lo que sí pueden hacer es dar una pequeña parte de la empresa a los nuevos empleados. Deciden contratar a dos personas y le ofrecen el 5% de la empresa a cada uno. Ambas fundadoras deciden dar un 5% de su participación (500 acciones) por lo que al final las dos fundadores tendrán 45% de la empresa cada una y los flamantes nuevos integrantes del equipo tendrán un 5% cada uno.

Todo bien hasta aquí. Las cosas van de maravilla pero se dan cuenta que les falta un pequeño empujón de dinero para seguir creciendo por lo que se dan a la tarea de buscar inversionistas que estén dispuestos a invertir en el proyecto a cambio de un porcentaje de la empresa.

Luego de varias semanas de mucho trabajo logran convencer a un un pequeño fondo de inversiones llamado “Fondo XYZ” para que inviertan $100,000 pesos. Si recordamos, hasta ahora las fundadoras tienen 90% entre las dos y los dos nuevos empleados completan el 10% restante.

En esta ocasión las fundadoras deciden no dar de sus propias acciones al nuevo inversionista por lo que para recibir el dinero del fondo deciden regresar con su abogado de confianza y le dicen que quieren emitir más acciones para poderle dar una parte de la empresa a cambio del dinero.

No nos preocupemos, no entraré en detalles técnicos de valuación de empresas. Solo diremos que para recibir los $100,000 pesos, se deciden emitir 1,000 acciones nuevas que se le darán al Fondo XYZ. Como se emitieron 1,000 nuevas acciones, sumadas a las 10,000 acciones iniciales ahora el gran total de acciones de la empresa es de 11,000. Si hacemos cálculos rápidos, ahora las fundadoras son dueñas del 41% de la empresa cada una (4,500 / 11,000), los dos empleados serán dueños del 4.5% (500 / 11,000) y el fondo será dueño del 9.1% de la empresa (1,000 / 11,000).

Gracias a la ronda de inversión que tuvieron con el Fondo XYZ, las ventas de la empresa crecen más rápido que la espuma y comienzan a llegar muchos más empleados, aunque en esta ocasión, como les está yendo muy bien ya tienen dinero para pagar buenos sueldos y no es necesario ofrecerles acciones de la empresa.

Ahora, el objetivo está en expandir su gama de productos pero para esto, otra vez necesitarán salir en busca de nuevos inversionistas. De nuevo, será un proceso tardado y cansado para las fundadoras pero como nada las detiene, logran conseguir a un par de inversionistas que ayudarán a su visión. El proceso será similar a la ronda de inversión anterior: a cambio de un porcentaje de la compañía se emitirán nuevas acciones que serán asignadas a los nuevos fondos y las fundadoras recibirán el dinero de los inversionistas para explotar sus ideas.

Pasan algunos años durante los cuales las fundadoras repiten este proceso de recibir dinero de inversionistas a cambio de un porcentaje de la empresa (a esto de le llama Rondas de Inversión) y ahora el objetivo en mente está en expandirse a otros países. La empresa, con muchos más empleados, las ventas creciendo, los gastos controlados y con el cariño de los clientes está lista para una nueva ronda de inversión. Pero, ¡oh sorpresa!, ya no hay los suficientes fondos que estén dispuestos en invertir en la empresa. Algunos fondos ya invirtieron en ellas y otros simplemente ya tienen suficientes inversiones en otros lados por lo que no están interesados en esta empresa en específico, lo que las lleva a tomar la decisión de salir a bolsa.

Junto con su abogado de confianza, las fundadoras acuden a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), también denominada mercado de valores y solicitan la autorización de emitir sus acciones en la bolsa.

Pero, ¿cómo funciona la bolsa de valores? y, ¿qué significa exactamente eso de “salir a bolsa”? Cómo recordarán, la manera en la que consiguieron inversión las fundadoras a lo largo de sus primeros años era contactando a personas y fondos interesados en invertir en ellas pero de manera privada.

Ni tú, ni yo, ni el fondo de inversión competidor tuvieron acceso a invertir en la empresa (que mal que no conocíamos a estas dos chicas para que nos dejaran invertir cuando apenas estaban arrancando). Pero cuando sales a bolsa, esta oportunidad de invertir en ellas se abre a todo el público. Así es, ahora todos los fondos de inversión, bancos, casas de bolsa y hasta personas físicas como tú y como yo tendremos la oportunidad de comprar acciones y convertirnos en dueños de una pequeña parte de la empresa de la cual estemos comprando acciones (sí, literal y legalmente serás dueño de una parte de la empresa).

Lo que sucede en la Bolsa de valores de México es que todas las empresas que necesiten acceso a grandes montos de inversión pueden “listarse” y emitir acciones que serán dadas a cambio del dinero (pero ahora recordemos que ese dinero puede venir de ti y de mi). Algunas de las empresas más famosas que cotizan en la bolsa mexicana de valores y que han recurrido a esto de “salir a bolsa” como método de financiamiento en México son: Bimbo (la clásica del pan), Cemex (la del cemento), Femsa (la del Oxxo), América Móvil / Telcel (la empresa de Carlos Slim), Alsea (la empresa dueña de las concesiones en México de Starbucks, Domino’s Pizza, Chili’s, P.F. Changs entre muchos otros restaurantes) y muchas empresas más.

Y ahora la pregunta es ¿cómo le hago yo para comprar acciones y volverme dueño de una parte de la empresa? Para que nosotros, personas comunes interesadas en invertir en empresas que estén en la BMV, podamos comprar acciones, necesitamos acudir a un intermediario que por lo general suelen ser las Casas de Bolsa y los bancos.

Hace algunos años, muy pocas personas tenían acceso a estas inversiones debido, entre otras cosas, a que requerían fuertes cantidades de dinero para poder invertir a través de ellos, lo cual no era para todos, pero en los últimos años han surgido diferentes plataformas que nos facilitan invertir en acciones con montos sumamente pequeños.

Por ejemplo, la casa de bolsa Grupo Bursátil Mexicano (GBM) a través de su plataforma GBMHomebroker bajó sus requerimientos y dese hace unos meses podemos invertir en acciones a través de ellos desde tan solo $1,000 pesos. Otra plataforma con bajos costos y requerimientos es Kuspit donde nos dejan invertir en acciones ¡Desde $100 pesos!

Entonces, ¿ahora me crees? No es nada complicado ser dueño de todos los Oxxo en México, lo que tienes que hacer únicamente es comprar acciones de la empresa Femsa en la Bolsa de Valores mexicana (recuerda, Femsa es la empresa dueña de los Oxxo) ¡Y listo! Legalmente serás dueño de la empresa… Claro, quizás solo serás propietario del 0.0001% de la empresa, pero ¡Hey, algo es algo!


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. Kueski no requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí