-Por Héctor Aguirre

Recuerdo muy bien mi primer día en Kueski, todo me parecía irreal, había entrado a una empresa en donde había un ambiente distinto, todo mundo parecía divertirse mientras trabajaba y había compromiso en lo que hacían y aparte de eso ¡Había un refrigerador con cerveza! (No beer, no work) Cosa que ni en sueños me habría imaginado en mis trabajos anteriores, pero algo que creo que me sorprendió a las semanas de haber entrado a trabajar más fueron diez pesos en una mesa.

En la cocina que teníamos en Ontario (nuestra oficina anterior) había una mesa, como en cualquier cocina y ahí muchos llegábamos a desayunar o comer algo, siempre había gente en algún momento del día. Unas semanas después de haber entrado a Kueski vi diez pesos en esa mesa, recuerdo haber pensado que su dueño los recogería pronto. Pero pasaron los días o quizás hasta una o dos semanas y esos diez pesos ahí seguían, no habían cambiado de posición.

En un grupo de Kueski un día preguntaron que de quien eran esos diez pesos, y al final nadie supo responder.

Honestamente no recuerdo que le hayan hecho a los diez pesos, quizás los tomaron para comprarle un pastel a algún cumpleañero o algo así, pero el punto interesante es que tuvo que pasar mucho tiempo hasta que alguien por fin dijera algo al respecto.

¿Cuántas personas vieron esos diez pesos? ¿Cuántas veces no se preguntaron de quién eran? ¿Cuántas personas respetaron que esos diez pesos no eran suyo y ahí los dejaron? A lo que voy es que en cualquier otro lugar en donde antes había trabajado esos diez pesos no habrían durado ni un día en el mejor de los casos, siendo honestos yo creo que por mucho habría sido una hora.

Eso es lo genial de Kueski, yo sé que puedo dejar mi cartera en mi lugar y se me puede olvidar al final del día y mañana regresaré y ahí seguirá, tal cual como la había dejado.

Eso es algo que hace especial el lugar en donde estamos, mucha gente dice “El que no es tranza no avanza” con orgullo en Kueski podemos decir que eso no aplica y que realmente vivimos el valor de la honorabiliad.fábulas para niños para enseñarles finanzas

En seis años que tiene la empresa todos nos hemos encargado de que las cosas se hagan de forma honesta y correcta, eso se vive dentro de Kueski y lo proyectamos a nuestros clientes e inversionistas. Nuestros valores en Kueski son una pieza fundamental de lo que es hoy en día y en lo que seremos en futuros años.

Cada vez crecemos más y claro muchas veces es difícil pensar que si algún día somos el doble de personas de las que somos ahorita los “diez pesos” seguirán ahí, pero eso es un trabajo que todos debemos hacer; tenemos que hacer que la gente que trabaja aquí se siga sintiendo como si trabajara en su casa; tenemos que reflejar que trabajamos en un ambiente familiar y de confianza.

 

Kueski SAPI de CV SOFON ENR. Consulta aviso de privacidad, Costo Anual Total, comisiones y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí