La desigualdad es un fenómeno multidimensional que puede abarcar aspectos tan variados tales como: ingresos económicos, raza, lengua, sexo, género, orientación sexual, capacidades físicas o mentales, lugar de nacimiento, edad, entre otros.

En la actualidad, la desigualdad derivada de dichas diferencias determina en gran medida nuestras posibilidades de acceder a mejor educación, ocupación e ingresos económicos, entre otros. Sin embargo, dichas diferencias, no deberían de concebirse como factores detractores de nuestro desarrollo, por el contrario; deberían de asumirse como habilitadores.

Y, si bien es cierto que la mayoría de estos aspectos son rasgos inherentes para cada ser humano y que nos permiten identificarnos unos de los otros, agruparnos y relacionarnos, también es cierto -irónica y desafortunadamente- que es justo esa «suerte de dónde y cómo nos tocó nacer» es la que determinará de manera primordial las posibilidades que tendremos de alcanzar bienestar y desarrollo a lo largo de nuestras vidas.

Vivimos en un mundo extremadamente desigual. Por mencionar sólo algunas cifras, de acuerdo a un estudio de Oxfam en 2018, 82% de la riqueza es acumulada sólo por el 1% más alto de la población mundial, mientras que más de la mitad de la población vive con sólo 2 dólares al día.

México es el quinto país más desigual del mundo. A nivel nacional, el 10% más rico concentra el 65% de la riqueza de todo el país; 7 de cada 10 indígenas, son pobres y 1 de cada 3 personas de tez blanca, pertenece al 25% más rico del país.

diversidad-cultural
La desigualdad es una realidad a nivel global. México se considera el quinto país más desigual del mundo.

En el sector laboral, las mujeres tienen participación de sólo 1 mujer por cada 10 hombres en puestos directivos y ganan 62% menos que los hombres; sólo 13.8% de las personas con capacidades diferentes tienen ocupación laboral; y las mujeres indígenas menos del 20%.

Para combatir esta realidad, uno de los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU para el 2030 (SDG, por sus siglas en inglés) identifica el compromiso de todos los estados firmantes -incluyendo México- por reducir la desigualdad entre y al interior de las naciones. Así, desde las empresas, no sólo como motores de la economía de un país, sino también como espacios importantes de socialización y desarrollo humano, tenemos un gran reto por construir nuevos paradigmas en la forma de hacer negocios y de orientar la manera de construir las relaciones humanas apuntalando a combatir la desigualdad.

En Kueski, ese es nuestro compromiso. Dentro de este México tan desigual, nos reconocemos como personas sumamente privilegiadas en términos económicos, sociales y culturales. Por ello, estamos trabajando todos los días por construir ecosistemas financieros y laborales en los que el reconocimiento y valoración de nuestras diferencias, sea una de las piedras angulares de nuestra cultura organizacional y de nuestra forma de hacer negocios.

diversidad-cultural
La diversidad y no discriminación están en nuestro ADN como un potencial de cambio social en Kueski.

Las empresas tenemos un enorme potencial como agentes de cambio social y el punto de partida de este trayecto es ser capaces de reconocernos privilegiados y promover la valoración de nuestras diferencias desde adentro hacia afuera. La diversidad, inclusión y no discriminación están en el corazón de la lucha contra la desigualdad.

Por ello, en Kueski estamos trabajando activamente por impulsar una política de diversidad, inclusión y no discriminación. Es un largo camino, y tomando en cuenta todas las dimensiones de desigualdad existentes; los retos son innumerables, pero nuestro compromiso es firme. En Kueski, respetamos, buscamos, disfrutamos, valoramos y celebramos la diversidad.

Los rasgos de identidad que cada uno de nosotros tenemos y que nos hacen ser únicos e irrepetibles son el vivo reflejo de la riqueza y la diversidad que hay en nuestro mundo. Es justamente en la capacidad de reconocer, valorar, y celebrar nuestras diferencias, es donde radica nuestro mayor potencial de talento, colaboración, creatividad e innovación.

Esa es nuestra convicción y nuestro firme compromiso. Por ello nos esforzaremos todos los días. Estaremos compartiendo más acerca de este retador, inspirador e increíble trayecto.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí