Home Portabilidad de nómina, ¿qué es y cómo se hace?
Portabilidad de nómina, ¿qué es y cómo se hace?

Portabilidad de nómina, ¿qué es y cómo se hace?

0
0
Reading Time: 4 minutes

La portabilidad de nómina es un proceso sencillo y rápido que te permite cambiar tu nómina al banco que tú elijas y un derecho que tienes como trabajador. Conoce cómo funciona y cuándo deberías pensar en cambiar tu nómina de banco.

portabilidad de nómina

¿Qué es la portabilidad de nómina?

Comúnmente las empresas eligen a un determinado banco en donde deciden manejar su nómina y ese es el banco en que se abren las cuentas de sus empleados y se les depositan tanto su sueldo como sus prestaciones. Sin embargo, si como empleado no te sientes a gusto con el banco que eligió tu empleador para depositarte la nómina puedes cambiar.

Cómo funciona la portabilidad de nómina

Aunque lo más sencillo es que primero te acerques a tu empleador para preguntar si puede hacer tus depósitos en el banco y la cuenta de tu elección, cuando esto no es posible tienes la opción de gestionar el cambio de nómina a otro banco.

En la portabilidad de nómina participan la cuenta ordenante o de origen, que es la cuenta en la que la empresa tramita y deposita tu nómina, y la cuenta receptora, que es la cuenta que tú abres en el banco de tu preferencia y a la que deseas transferir tu nómina.

Cuando tramitas la portabilidad de tu nómina la cuenta ordenante transfiere automáticamente tus depositos y transferencias a la cuenta receptora, el mismo día si los depósitos llegan antes de las 3 p.m. o a primera hora del día siguiente si llegan después de las 3 p.m. a la cuenta ordenante.

Según la Ley de Transparencia y Ordenamiento de Servicios Financieros (LTOSF) los bancos están obligados a atender las solicitudes de portabilidad de nómina sin que esto genere costo alguno.

Cómo cambiar mi nómina de banco

Lo primero que debes saber es que es súper fácil y rápido.

Puedes realizar el trámite tanto en el banco ordenante (donde actualmente recibes tu nómina) como en el banco receptor (donde deseas recibir tu nómina). Toma en cuenta que para ello debes contar ya con una cuenta receptora en el banco de tu elección, no importa si es nueva o ya la tenías.

Tienes la opción de acudir a la sucursal para que un ejecutivo te asesore y realice el trámite por ti, o bien, algunos bancos receptores te dan la facilidad de solicitar el cambio a través de la banca en línea o la banca móvil.

Los requisitos son muy sencillos, por lo general únicamente necesitas tu identificación oficial, el estado de cuenta o tarjeta de nómina de la cuenta ordenante (si haces el trámite en el banco receptor) y la CLABE, estado de cuenta o tarjeta de la cuenta receptora (si haces el trámite en el banco ordenante).

A partir del día en que presentas tu solicitud el cambio debe ser efectivo a más tardar al décimo día hábil.

Para realizar el cambio no es necesario que notifiques a la empresa en la que trabajas, tampoco que canceles la cuenta anterior. La empresa seguirá haciendo tus depósitos en la misma cuenta de forma regular y el banco ordenante se encargará de hacer las transferencias automáticamente.

Antes de realizar el cambio toma en cuenta lo siguiente

Si tienes domiciliaciones en la cuenta ordenante ya sea para el pago de servicios o créditos, investiga qué pasará con ellos. Si los realiza el banco ordenante antes de transferir el dinero, si pasan automáticamente a la cuenta receptora o si debes realizar nuevamente las domiciliaciones en la nueva cuenta.

Si tienes préstamos con el banco ordenante es muy probable que antes de transferir tu dinero al banco receptor descuente los pagos correspondientes al periodo, infórmate.

Cuál es el mejor banco para tener tu nómina

Actualmente los bancos compiten entre sí por tu nómina ofreciendo mejores condiciones, más beneficios, promociones y hasta regalos. Es importante que antes de tomar una decisión analices todas las alternativas y qué te ofrece cada una. Aquí algunos ejemplos de los aspectos para comparar tu banco ordenante con los posibles bancos receptores:

– Número y cercanía de las sucursales y cajeros automáticos.
– Costos y comisiones de sus servicios (manejo de cuenta, consultas de saldo, retiros de efectivo, banca en línea, transferencias, etc).
– Funcionalidad de la banca en línea y banca móvil.
– Servicios exclusivos (como créditos con mejores condiciones).
– Promociones y descuentos.
– Servicio al cliente, puedes basarte en el Índice de Desempeño de Atención a Usuarios (IDATU) según el Buró de Entidades Financieras de la Condusef.
– Servicios y productos adicionales incluidos (como pólizas de seguro)

Recuerda que no estás obligado a permanecer con el banco que decide tu empresa. Cada persona tiene condiciones y necesidades diferentes por lo que cada quien merece un servicio a su medida.

La portabilidad de nómina es un proceso regulado, si tienes problemas una vez que lo hayas hecho o te dicen que no se puede, la Condusef atiende tus quejas. Además, si realizaste la portabilidad de nómina pero no estás conforme con tu nuevo banco puedes solicitar al banco ordenante que cancele las transferencias y puedes ejercer tu derecho de portabilidad de nómina las veces que lo consideres necesario.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.