Home Tips Financieros Cómo decirle que no a tus hijos cuando se trata de dinero
Cómo decirle que no a tus hijos cuando se trata de dinero

Cómo decirle que no a tus hijos cuando se trata de dinero

0
1

A todos los papás les gusta ver a sus hijos felices (y evitar a toda costa los bochornosos berrinches) por lo que decirles NO a algunas peticiones puede ser muy difícil. Decir que NO a los niños, tanto en cuestiones financieras como de cualquier otro tipo, es importante para ayudarlos desde pequeños a lidiar con la decepción y la frustración, para que reconozcan el valor del dinero e incluso para que aprendan a tomar decisiones.

 como decir que no a los niños

Por supuesto que no se trata de decir siempre que NO, pues según expertos hacerlo puede tener consecuencias negativas a largo plazo como resentimientos y rebeldía. Lo ideal es encontrar distintas maneras de decir que NO a los niños para evitar estas consecuencias y, por el contrario, formar buenos hábitos y darles herramientas para enfrentar el mundo real en un futuro mientras se cuidan también las finanzas familiares.

Leer: Fábulas para enseñar finanzas personales a los niños

Primero que nada hay que entender que como niños que son los hijos pequeños cuando quieren algo lo quieren de inmediato, y que no existe una fórmula infalible para que acepten un NO por respuesta. Sin embargo, poner en práctica ciertas tácticas, tener paciencia y ser constante a la hora de negarles algunas de las tantas cosas que piden permitirá crear y reforzar buenos hábitos en torno al dinero.

“No te lo compro” no significa “no te quiero”

Aunque puede parecer una forma común de chantaje para los adultos, para los niños puede parecer una afirmación real y piensan que sólo dices que NO porque eres malo. No te sientas culpable al escuchar “no me lo compras porque no me quieres”, dale su espacio al niño y luego que esté más calmado explícale que tu amor es incondicional y lo quieres a pesar de cualquier cosa.

Será mejor esperar unos minutos (o unas horas) a que se le pase el enojo, a que aprenda a que te puede hacer ceder con esas “palabras mágicas”.

Diferencia entre “necesidad” y “deseo”

Pueden ser conceptos difíciles de entender (a veces los son para nosotros los adultos), pero una vez que entiendan que todas sus necesidades están cubiertas y que no siempre estarán cubiertos todos sus deseos, puede ser más sencillo disuadirlos de una compra que no necesitan.

No te sientas mal por poner límites a tus hijos, especialmente si cubres satisfactoriamente todas sus necesidades. Está bien que los niños sepan y experimenten el no tener todo lo que desean, después de todo así funciona la vida y es una forma de ayudarlos a aprender a manejar la frustración.

Leer: Tips para inculcar el ahorro en los niños

El dinero es limitado, punto.

Los niños suelen pedir cosas sólo porque las ven en televisión o sus amigos las tienen y una de las explicaciones más sencillas al decir NO, sobre todo en estos casos, es enseñarles que la situación de cada familia es diferente y que incluso la situación familiar propia a veces es mejor que otras, por lo que habrá ocasiones en las que te puedas permitir gastos más grandes y otras en las que tendrán que reducirse a $0. El dinero es limitado y se limita a los ingresos de papá y/o mamá y al presupuesto familiar.

Puedes negociar en lugar de decir que NO

Dependiendo de las circunstancias habrá veces en las que sientas ganas de ceder, sin embargo, cuando se trata de gastos que por alguna razón no quieres o puedes hacer siempre está opción de negociar, quizá no puedes comprar el juguete más moderno o la prenda de marca, pero sí otro similar de menor precio o incluso un objeto distinto que le guste a tu hijo.

Leer: Dar o no dar domingo a tus hijos

Deja que tu hijo pague con su dinero

Ya sea que acostumbres dar mesada o que le des una cantidad de dinero limitada cuando salen, permite que él pague sus “deseos” con su propio dinero, de esta manera tú no tienes que decir que NO y sus gastos simplemente se limitan al presupuesto que tienen disponible.

Las ventajas de hacer esto son múltiples: comprenden que el dinero es limitado, aprecian el valor del dinero, aprenden a administrar su dinero, cuidan más las cosas que compran, aprenden a tomar decisiones.

Limita los regalos

¿Tu hijo de verdad necesita los cinco regalos que le diste en Navidad? Más el que le dio la abuelita, la tía, el hermano… Puedes limitar tanto las fechas en las que das regalos (a las fechas especiales como el Día del Niño, Navidad y su cumpleños) así como la cantidad de regalos que le das y el monto que gastas. Un consejo para hacerlo es pedirle a tu hijo que te dé su lista de deseos ordenada por prioridad y aclarar que recibirá algo de su lista pero no todo.

En conjunto estas tácticas pueden resultar en una estrategia exitosa para la educación financiera de tus hijos. Lo ideal es empezar desde que son pequeños, quizá con explicaciones más simples para que se vayan acostumbrando.

Leer: Regalos financieros para los hijos

Si por alguna razón tus hijos no son tan pequeños y no están acostumbrados a escucharte decir que NO,  no pienses que es demasiado tarde, especialmente si ya entienden cómo funciona el dinero puedes hablar con ellos sobre el presupuesto familiar y por qué es importante no gastar todo en “caprichos” pues hay otras prioridades como las cuentas de la casa, o incluso el ahorro para vacaciones o sus fiestas de cumpleaños.

Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Califica este post:
[Votos: 1]

Comment(1)

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *