La técnica Pomodoro fue inventada en los años 80’s por Francesco Cirillo y se trata de una forma de administrar tu tiempo laboral, planificar y ejecutar tus tareas para ser más productivo.

Su nombre se debe a que esta técnica, cuando la inventó Francesco, le apoyaba a administrar sus actividades por el uso de un temporizador de cocina, que casualmente tenía forma de un tomate.

Pomorodoro proviene de la palabra tomate en italiano.

¿Para qué funciona esta técnica?

La técnica Pomodoro pretende que las actividades se terminen con éxito, eficientemente y de una forma concentrada. Se aplica para realizar tareas de estudio, lectura y o trabajos mécanicos y ya sea en oficinas o espacios que requieran concentración.

¿Cómo funciona la técnica Pomodoro?

El creador de este método pretendía implementar una nueva forma de estudio en la que le fuera posible concentrarse todo el tiempo posible, sin que su cuerpo y su mente se agotasen y, al mismo tiempo, acabara en tiempo y forma sus actividades en una cornada completa.

¿Cómo aplicar la técnica Pomodoro en tus actividades?

1. Divide el día en las tareas que quieres realizar. Define una lista de tareas alcanzables al día para que puedas medir sus resultados y adaptarlos. Mide la jornada con temporizadores para que sepas cuánto tiempo te toma realizar la actividad.

2. Ordena esta lista por prioridades. Define de forma acertada cómo deseas iniciar tu trabajo, con el previo conocimiento de las actividades que vas a concretar en tu día. Concéntrate en la prioridad para evitar que quieras realizar varias actividades a la vez.

3. Programa tu temporizador (25 minutos de trabajo intenso y centrado). El concepto de un temporizador clásico, según el creador de la técnica Pomodoro, te apoya a predisponerte a terminar tus actividades antes de que el temporizador suene.

4. Trabajar en la tarea hasta que termine temporizador y táchalo de la lista. Cada 25 minutos de trabajo suponen ser un pomodoro, con esta técnica puedes estar mayormente concentrado, al dedicar un descanso entre cada periodo.

5. Pausa de 5 minutos de descanso. Es válido distraerte, levantarte de la silla y realizar cualquier otra actividad, esto te apoyará a mejorar tu productividad.

6. Cada 4 pomodoros tomamos un descanso más largo: 10 / 15 minutos. Esto puede variar según la persona y la actividad, por lo que es importante tomarlos sólo de ser necesario.

Considera que las breves pausas y descansos recargan las pilas, y también, al apagar el temporizador, tenemos una sensación de logro que nos indica que hemos completado nuestra jornada, esto nos apoya a ser más productivos y mantenernos sincronizados con el día a día.

Otro concepto esencial es evitar todo tipo de distracciones durante los Pomodoro. Si no tienes que trabajar online, desconecta tu conexión internet. Ignora los mensajes que te distraigan y concéntrate en las tareas, así terminarás a tiempo y no te sentirás presionado.

No olvides que expertos indican que no conviene pasar mucho tiempo sentado, por ello, 25 minutos, 30 o un tiempo aproximado debería ser el ideal antes de un descanso.

Anímate a probar esta forma de administrar tu tiempo laboral. Es una de las más sencillas y más eficientes entre las más populares para aumentar la productividad mientras trabajas.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí