Antes de saber cómo sumarnos a este movimiento, es muy importante entender cómo surge y cuál es su objetivo. El #8M, o Día internacional de la mujer surge como un día para conmemorar la lucha de las mujeres por alcanzar la igualdad de género.

Historia del Día Internacional de la Mujer

La primera vez que se propuso conmemorar este día fue en 1910, y se generó en el Segundo Encuentro Internacional de las Mujeres Socialistas, donde se buscaba establecer este día como un acto de solidarización con las huelgas textiles, que se presentaban en es año, además de sumarse a la promulgación del Día Nacional de la Mujer en Estados Unidos.

El hecho puntual que en sí se conmemora este día, fue cuando más de 100 trabajadoras de la industria textil, en su mayoría inmigrantes, murieron durante el incendio de una fábrica ubicada en Nueva York, y este incidente se generó, principalmente, por las precarias condiciones laborales en las que se encontraban las víctimas.

La tragedia se conmemora el 8 de marzo, en el marco de los movimientos en pro de la paz durante la Primera Guerra Mundial, cuando un grupo de mujeres trabajadoras de la industria textil de San Petesburgo, organizaron una huelga obrera, que fue posteriormente institucionalizado por la ONU, Organización de las Naciones Unidas en 1975 para conmemorar la lucha de las mujeres por condiciones de trabajo igualitarias y seguras.

La desigualdad de género en las empresas a nivel mundial

La participación de la mujer en los empleos formales, ya no solamente es percibido como un problema social, sino también como un negocio problema. Un resumen ejecutivo de The World Economic Forum, publicado en 2016, preveía una brecha de género para 2020 en los procesos de reclutamiento en industrias de todo el mundo.

Además de este caso, basado en valores para la igualdad de género, hay un imperativo económico que percibe a las mujeres más plenamente en la sociedad y en puestos de trabajo, pero la participación del talento femenino sigue siendo uno de los recursos empresariales menos utilizados, ya sea malgastado falta de progresión o sin explotar desde el inicio.

Y esto va en contra de cualquier métrica, pues las mujeres son, en promedio, más educadas que los hombres a nivel mundial y ahora participan más plenamente en puestos profesionales y técnicos, cosa que no sucedía 10 años atrás.

Pero a pesar, de esto, la posibilidad de una mujer, contra la oportunidad de un hombre, para ascender a un puesto de liderazgo es tan sólo del 28%. Las mujeres siguen constituyendo menos mano de obra en general que los hombres y en la mayoría de las ocasiones, ganan menos que los hombres por desarrollar las mismas actividades en el trabajo.

Según los datos de la encuesta Future of Jobs Survey, publicada también en 2016, la participación de la mujer en la fuerza laboral, por industria está subrepresentada en roles dentro de industrias como la Movilidad, Información y Comunicación, Tecnología, energía y sectores básicos e infraestructura, con roles proyectados para sólo considerar a las mujeres con las habilidades y experiencia necesarias, que las prepararían para aplicar para puestos superiores.

Proyectando sus cifras para el año 2020, las empresas podrían esperar alguna mejora, pero podrían distribuirse de manera desigual en diferentes industrias. En promedio, reclutadores que participaron en esta encuesta, predecían en todas las industrias, hay expectativas de un aumento de 7 a 9 puntos porcentuales en la proporción de mujeres en roles de nivel medio para 2020 y un punto porcentual de 8 a 13 de aumento en los roles superiores.

Esto sugiere una expectativa de que las estrategias de la fuerza laboral empleadas para promover la paridad de género tendrán éxito este año, principalmente por su intención de retener y promover a la mayoría del talento femenino entrante, contra la experiencia de otros años, pero aún continuaremos con una importante brecha en la inclusión del talento femenino en puestos de alto rango.

Si trabajo en una empresa, ¿cómo me puedo sumar?

Lo primero es que busques involucrarte en las iniciativas que ya se están generando para la conmemoración de este día. Normalmente son impulsadas por el área de RH o de Sustentabilidad. Si no hay ninguna andando, ésta es la perfecta oportunidad para tomar la iniciativa y proponer alguna de ellas.

Lo más importante es que puedas socializar y compartir con tus demás colegas o compañeros por qué no es un día en el que se debe celebrar a las mujeres, ni felicitarlas, ni darles regalos por ser mujeres. En este día, la intención es que reflexionemos juntas y juntos entorno a los avances que ha habido, pero también todas las deudas que tenemos pendientes.

¿Qué tipo de iniciativas se pueden impulsar?

Al ser un día de conmemoración y reflexión, lo más importante es que se busque propiciar espacios en los que se puedan conversar y problematizar sobre estos temas. En Kueski, nos sumaremos al paro del #9M. Invitamos a todas las mujeres a que paren y les brindamos nuestra completa solidaridad y respaldo absoluto.

Es muy importante que además, de formar parte activa de un movimiento como éste, se generen espacios de sensibilización constantes en torno a la importancia de impulsar la equidad de género en las compañías y por qué.

Promover una política de diversidad e inclusión para la compañía que venga acompañado de un protocolo de atención para cualquier situación relacionada a violencia de género. Cuestiónate si la empresa para la que laboras o lideras cuenta con medios para propiciar un ambiente óptimo y adecuado para promover este tipo de iniciativas.

Trata de identificar si se ofrecen horarios flexibles, algún esquema que promueva el cuidado de los colaboradores en general; identifica también si se cuenta, tal vez, con facilidades como espacios para lactancia y guarderías.

¿Cómo me puedo sumar e involucrar al #8M?

Seas hombre o mujer, tu involucramiento es muy importante ya que la tarea de alcanzar espacios de trabajo en las empresas más justos y equitativos es responsabilidad y reto de todas y todos:

Mantente informada e informado: lee artículos de opinión, videos, TEDtalks al respecto y comparte la información entre tu familia y grupos de amigos.

Propicia espacios de reflexión y conversación. Cuando observes o vivas alguna situación que te parezca injusta o desequilibrada hacia las mujeres, no la calles y de forma tranquila y reflexiva, hazla saber, buscando proponer una solución o alternativa.

Involucrándonos más allá del #8M

Específicamente como hombre ¿Qué puedo hacer?

Permítete cuestionarte sobre qué tipo de actividades o responsabilidades en tu empresa son tradicionalmente dominadas por hombres y por qué.

Cuando estés en una situación en la que observes que las mujeres no tienen el mismo espacio, reconocimiento o credibilidad que los hombres, atrévete a intervenir y hacer una reflexión al respecto para dar paso a que las mujeres se involucren y/o tomen mayor liderazgo. Promueve círculos de diálogo sobre nuevos masculinidades en tu empresa

Específicamente como mujer, ¿qué puedo hacer?

Atrévete a hablar e involucrarme cuando observe una situación de trabajo desequilibrada entre hombres y mujeres. De forma dialogada y reflexiva, propón una solución o alternativa al respecto. Promueve en tu empresa grupos de diálogo y círculos de apoyo entre mujeres para impulsar el desarrollo profesional y de liderazgo entre las mujeres.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí