¿Qué es el YOLO y el FOMO? ¿Los has escuchado antes? Es muy probable que sí, de hecho, más que escucharlos seguramente ya los has vivido.

La pregunta importante es, ¿cómo pueden afectar estos dos conceptos a tus finanzas? Aquí te lo vamos a explicar, algo igual que te daremos consejos puedes aplicar para tener una economía saludable.

¿Qué es YOLO?

YOLO es un acrónimo que significa “You Only Live Once” y se traduce como “Solo se vive una vez”. Es una actitud o filosofía de vida que prioriza el gozar y vivir todas las oportunidades que ofrece la vida.

Desde este enfoque se incita a disfrutar el momento, dejar de lado miedos, prejuicios o limitantes. Para algunas personas esta perspectiva de vida puede generar actos irresponsables, si se lleva al extremo.

Los defensores de la misma indican que si se aprendiera a vivir desde esta óptica, podríamos disfrutar más la vida y todo lo que ella implica.

¿Qué es FOMO?

Al igual que el YOLO, el FOMO es un acrónimo de la frase en inglés “Fear of missing out”, la cual se traduce como “miedo a perderse algo”. Esta es una expresión creada para explicar la sensación que experimentan las personas por quedar fuera de algo, principalmente generada por las redes sociales.

Este término puede describir una serie de sensaciones que las personas pueden sentir por tener miedo a la exclusión que el espacio virtual ha alimentado, pues estamos a desbloquear una pantalla y dar un clic en una aplicación para sentir que no nos hemos perdido de nada.

¿Cómo el YOLO y el FOMO afectan tus finanzas?

¿Has sentido que te arrepientes después de comprar algo? Muy probablemente te ha sucedido en más de una ocasión. Te suena familiar que pensabas en comprar un artículo y saliste con más de los que habías considerado.

De acuerdo a los expertos, las emociones influyen en las compras y en el manejo de tus finanzas. Es por ello que al relacionar esto con dos conceptos como YOLO y FOMO, es que podemos tomar decisiones que afecten nuestra economía.

Por ejemplo, tenemos miedo de perdernos el tema del momento en redes sociales o con nuestro grupo de amigos sobre un producto en específico, quizá sin pensarlo mucho decidimos que lo necesitamos y lo compremos.

Desde la perspectiva del YOLO, es probable que también puedas precipitarte a realizar ciertas compras por la sensación de vivir el momento y no dejar pasar nada. Es importante identificar cuáles son las emociones que influyen en nuestras decisiones de compra, alguna de ellas pueden ser:

  • Alegría o felicidad
  • Ansiedad
  • Tristeza
  • Flojera
  • Celos
  • Envidia
  • Temor
  • Miedo
  • Exceso de confianza
El FOMO se da al tener miedo a la exclusión que el espacio virtual ha alimentado, pues estamos acostumbrados a desbloquear una pantalla y dar un clic en una aplicación para sentir que no nos hemos perdido de nada.

Te prestamos hasta $2,000 pesos en minutos

¡QUIERO MI PRÉSTAMO!

Consejos para cuidar tus finanzas del YOLO y FOMO

¿Qué puedes hacer para que el YOLO, FOMO o cualquier emoción no afecte tus finanzas o influya en la forma que adquieres un bien o producto? Toma en cuenta estos sencillos consejos que nos ofrece la Condusef:

Identifica tus emociones

El primer paso es saber qué emociones están originando tu necesidad de gastar o salirte de tu presupuesto. Analiza qué es lo que sientes para que puedas trabajar en ello y así evitas realizar compras compulsivas.

Modifica hábitos

Una vez que has localizado el sentimiento que te lleva a comprar de forma inesperada, es un buen momento para hacer alguna modificación. Piensa en leer, hacer ejercicio o cualquier actividad que ayude a distraerte.

Haz un presupuesto

Como en cualquier tema de finanzas personales, la recomendación es siempre contar con un presupuesto. Es lo que permite que tu economía sea saludable. Mientras lo hagas, analiza cuáles son tus gastos e identifica aquellos que se deban a compras por impulso, recuerda que estos son en los que debes poner atención. Respeta tu presupuesto.

Haz listas de compras

Para cada actividad donde vas a adquirir algún producto, desde la despensa hasta las tiendas de ropa, haz listas de lo que necesitas comprar y sigue al pie de la letra esa lista.

Planear y presupuestar no significa que quedarás fuera de algo o que no vivirás al máximo, significa que tendrás organización y una guía en tus decisiones que ayude a que sean buenas y no conlleven a problemas financieros en un futuro.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.
Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT, Comisión y requisitos de contratación en Kueski.com. No requerimos para operar y constituirnos autorización de la SHCP y estamos sujetos a la supervisión de la CNBV de conformidad con el artículo 56 de la LGOAAC.

0 Shares:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te podría interesar