Home Planeación Aprende a Tomar las Mejores Decisiones
Aprende a Tomar las Mejores Decisiones

Aprende a Tomar las Mejores Decisiones

0
0
Reading Time: 3 minutes

Todos llegamos a distintos puntos en la vida en donde hay que tomar decisiones importantes. Los resultados de las mismas podrán afectar positiva o negativamente nuestras vidas y las de los que nos rodean. Por eso, es importante aprender a tomar las mejores decisiones con los recursos que tenemos. Conoce algunos tips para lograrlo en este artículo.

toma-las-mejores-decisiones

Pasos para tomar las mejores decisiones

Lo ideal sería que al tomar una decisión, tuviésemos todos los recursos necesarios, la calma, y el tiempo suficiente para tomar la mejor decisión. Desafortunadamente, no siempre es el caso. Al contrario, muchas veces nos vemos presionados en tiempo, nos sentimos estresados, emocionales y con pocas alternativas. Esto no quiere decir que a pesar de las circunstancias, no podamos tomar las mejores decisiones. Por eso, recuerda los siguientes tips:

No te precipites en dar una respuesta

Como lo sabrás, a veces llegan situaciones cargadas de emociones y que requieren una respuesta. No caigas en la trampa y decidas en ese momento. Por ejemplo, si estás cansado de tu trabajo y acabas de tener una reunión frustrante con tu jefe, puedes sentirte con ganas de renunciar en ese mismo momento. Antes de tomar una decisión, date un espacio y tiempo para ti mismo. Deja que las emociones bajen de intensidad y entonces podrás pensar en los siguientes pasos.

Define bien tus objetivos

Es importante tener un objetivo bien definido. Todas tus decisiones afectarán tu habilidad de llegar a ese objetivo. Retomando el ejemplo anterior, si tu objetivo es conseguir un ascenso en la empresa donde trabajas, renunciar terminaría con ese objetivo por completo. Decide entonces si ese es realmente el objetivo principal, o si en realidad quieres ganar más dinero o sentirte bien en tu ambiente de trabajo.

Piensa en las consecuencias y riesgos

Las consecuencias de tus decisiones a veces no son inmediatas. También puede haber consecuencias a largo plazo. Siguiendo con el mismo ejemplo anterior, si decides renunciar a tu trabajo:

  • ¿Cuánto tiempo te tardarás en encontrar otro trabajo?
  • ¿Tienes suficientes ahorros para cubrir tus gastos? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Necesitas pedir préstamos personales para poder cubrir algunos pagos en el mientras?
  • ¿Te sentirás mejor si ya no tienes que trabajar en ese equipo?

Además, hay que distinguir entre consecuencia y riesgo. Una consecuencia es una realidad certera que será el resultado directo de tu decisión. Un riesgo es algo que puede pasar, pero no es 100% seguro.

Investiga sobre alternativas

Quizás la respuesta “obvia” no es la más adecuada. Puede haber alternativas. Por ejemplo, si en vez de renunciar a tu trabajo, pides que te cambien de equipo, eliminas la fricción entre tu jefe actual y tu, y aún así puedes conseguir el ascenso que has estado buscando.

Plan B

Si has decidido tomar una decisión, y los riesgos se han vuelto una realidad, necesitas un plan B. Lo ideal es diseñar este plan B desde el momento en que hayas identificado los riesgos. Si no, entonces cuando llegue el momento, tendrás que tomar una decisión más apresurada.


Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, Costo Anual Total, comisiones y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.