Home Ahorro Cómo Ahorrar Costos de Mudanza si Te Cambias de Ciudad

Cómo Ahorrar Costos de Mudanza si Te Cambias de Ciudad

0
0
Reading Time: 4 minutes

A muchos nos tocará mudarnos de ciudad más de una vez en la vida. De hecho, en un artículo publicado originalmente en Elite Daily, y después replicado en otros sitios, se argumenta porqué deberías mudarte de ciudad al menos 5 veces en tu vida. Y ésta podrá ser una nueva tendencia en estilos de vida, pero lo cierto es que la migración es un fenómeno que ha ocurrido a lo largo de los tiempos. Si esta vez te tocó a ti mudarte de ciudad, tu mudanza no tiene que salirte en un ojo de la cara. Este post te guiará en ahorrar costos de mudanza.

Junio02martes-post1

Una Nueva Aventura: Ahora a Ahorrar Costos de Mudanza

Sin importar el motivo de tu mudanza a otra ciudad, sea por trabajo, familia, tu pareja, o simplemente por tener un cambio en tu vida, tendrás que evaluar lo que quieres llevar contigo a tu nuevo hogar. Sigue estos pasos:

Evalúa la distancia entre tu ciudad actual y la nueva

¿Tu mudanza será nacional o internacional? Entre más lejos esté tu destino, los costos de mudanza probablemente se eleven más. Sobre todo si se trata de un destino internacional, pues habrá que seguir regulaciones de exportación de tus bienes, tu propia visa y papeleo de migración, el de tu familia e inclusive el de tu mascota si es que te acompañará en esta nueva aventura.

Si tu mudanza es por trabajo, ¿tu empleador cubrirá los costos de tu mudanza?

Si la respuesta es si, entonces ¡felicidades! La mayoría de tus costos serán cubiertos. Sin embargo, asegúrate de conocer el límite de los costos a cubrir si es que lo hay. Quizá tu empleador garantice cubrir tu mudanza y otros gastos, pero haya un límite. Investiga cuál es, y si tus costos lo rebasan, prepara un presupuesto. Si no los cubre, o tu mudanza no es por trabajo, continúa con los siguientes tips.

Investiga costos de mudanza

Empieza por buscar distintos proveedores de mudanzas nacionales e internacionales según sea el caso. Pregúntales estos puntos básicos:

  • ¿Cuánto cobran por llevar tus pertenencias del punto A al punto B?
  • ¿Cuánto varía el precio según la cantidad de cosas que se moverán?
  • ¿Por qué medio de transporte lo harán?
  • ¿Cuántos días y/o semanas tardan en llegar tus cosas?
  • ¿Cuánto cuesta asegurar tus pertenencias y qué incluye el seguro?
  • ¿Te ayudarán a empacar tus cosas?
  • En caso de ser internacional, ¿se ocupan de todo el trayecto o tienen socios en el país destino?

Si puedes, consigue al menos tres cotizaciones de distintos proveedores para poder comparar variables, costos y tiempos.

Elige que te llevarás y que se quedará

Muchos desarrollamos cierto apego por nuestras pertenencias, sobre todo por aquellas que nos recuerdan a algo, tienen algún valor sentimental, o hasta fueron heredadas a nosotros por familiares o amigos. Sin embargo, en el mejor de los casos viajarás lo más liviano posible. Esto te ahorrará tiempo, dinero y esfuerzo al llegar a tu nuevo hogar. Por eso, recorre tus pertenencias y divídelas en los siguientes grupos:

  • A donar. En este grupo puede haber ropa que ya no quieras usar, edredones, etc..
  • A vender. Tal vez tengas gadgets, electrónicos, electrodomésticos y otros objetos de valor que puedas vender. Ese dinero lo puedes utilizar para cubrir una parte de tu mudanza, o simplemente ahorrarlo.
  • A tirar. Si, hay muchas cosas que guardamos, y sin darnos cuenta, ya no sirven o ya no nos aportan nada. Es momento de deshacernos de ellas.
  • A llevar. Lo esencial que no puede separarse de ti.

¿Dejas o te llevas tus muebles?

Aunque ya pasamos por el filtro de pertenencias en el paso anterior, es importante ser lo más realista y práctico posible. Si el viaje es largo, quizá te convenga más vender tus muebles y comprar nuevos en tu destino, todo depende de la diferencia entre pagar una mudanza y comprar nuevos muebles, ¿qué elección es menos costosa?

También, si eres dueño de la casa en donde vives actualmente, o la estás pagando al banco, una excelente alternativa es que dejes tu casa amueblada y la rentes. Así, tendrás un ingreso pasivo mientras estás en otra ciudad. Inclusive si tu casa está hipotecada, la renta te ayudará a pagar la hipoteca sin que te genere un costo extra. De alguna manera la propiedad se estará pagando sola. Consulta nuestro post anterior “Aprende a Tener Ingresos Pasivos” para más detalles al respecto.

Arma tu presupuesto

Ahora que ya sabes cuánto cuesta mover tus cosas, y qué cosas te llevarás, arma tu presupuesto. Ten en cuenta los detalles necesarios para tener una mudanza exitosa. Si por algún motivo te falta liquidez para algún permiso, o flete especial, puedes obtener préstamos inmediatos para cubrirlos.

¡A empacar!

Llegó la hora de partir a tu nueva aventura. Esperamos que estos tips ayuden a tu nueva vida. ¿Tienes más dudas o comentarios? ¡Compártelos con nosotros!


Kueski SAPI de CV SOFON ENR. Consulta aviso de privacidad, Costo Anual Total, comisiones y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.