Home Tips Financieros Gana ingresos extra rentando tu casa
Gana ingresos extra rentando tu casa

Gana ingresos extra rentando tu casa

0
0
Reading Time: 4 minutes

¿Buscas tener una fuente de ingresos pasiva para complementar tus gastos? Rentar una propiedad que no utilizas es una excelente manera de lograrlo. Ya sea que hayas heredado recientemente una casa, tal vez tienes por ahí dinero en un crédito hipotecario sin utilizar o a lo mejor acabas de comprar casa nueva y te toca mudarte. Si te encuentras en una situación donde tienes disponible un inmueble que no necesitas habitar y quieres sacarle provecho, este artículo te contará un poco más sobre algunas consideraciones que debes tomar para rentar una casa sin complicaciones.

ingresos extra rentando una casa

Establece el perfil de tu inquilino ideal

¿Quieres a un profesionista? ¿Buscas rentar tu casa a una pareja? ¿Te vas a enfocar en estudiantes? Cada perfil de un posible arrendatario tendrá diferentes implicaciones, pero la decisión que tomes también deberá ir en función del tipo de inmueble que estás ofreciendo, su ubicación, en qué estado se encuentra, etc. Si tienes un departamento de 2 cuartos cerca de la zona de entretenimiento de tu ciudad no esperarías que una familia con 3 hijos te lo rente, así como si tu casa de 4 cuartos está en una zona residencial no esperarías que un estudiante universitario se interesara en ella. ¿Verdad?

Leer: Ingresos pasivos: qué son y cómo generarlos

Sondea el mercado

Echa un vistazo a la competencia y conoce qué es lo que ofrece. ¿A quién se dirigen? ¿Qué prestaciones ofrecen? ¿Cuánto piden de renta? Enterarte de lo que sucede en cuestión de oferta y demanda de bienes raíces en la zona en la que se ubique tu inmueble te ayudará a saber qué hacer. Cosas como si inviertes en mantenimiento, en amueblar la casa o si debes subir o bajar tu renta esperada podrás aprenderlas de esta manera.

Arma un plan de publicidad

No puedes esperar que tu casa se rente sin mover un dedo. A menos que sólo estés dispuesto a rentar a un conocido y dependas de la publicidad de boca en boca que tus amigos y conocidos te puedan brindar. Ya sea que contrates los servicios de una inmobiliaria o lo hagas por tu cuenta necesitas tener un plan claro de cómo y dónde vas a publicitar tu casa para conseguir citas y, posteriormente, encontrar una persona dispuesta a rentarla. Redes sociales como Facebook tienen herramientas que te pueden ayudar a correr la voz. También puedes utilizar sitios de clasificados digitales y, por qué no, recurrir a la publicidad tradicional anunciándote de forma local.

Leer: Piensa en Ingresos Pasivos

Ve si las rentas a corto plazo son para ti

Si hay mercado en tu ciudad y tu inmueble está en condiciones, convertirlo en una opción de corta estancia podría ser incluso más redituable que si haces un arreglo convencional de renta a largo plazo. Airbnb le permite a cualquier persona convertir su casa (o parte de ella) en un hotel, y la buena noticia es que en casos como el tuyo en el que se renta una propiedad completa puedes alojar a grupos que viajen juntos y dar precios más altos. Eso sí, a mayor potencial de ganancias, también tendrás que poner más esfuerzo, pues ser anfitrión de una persona nueva (o personas)  de forma frecuente demandará tu tiempo y atención, pero el dinero extra que podrías generar tal vez lo valga.

No olvides el contrato

Tanto para protección tuya como para la de tu arrendatario, es muy importante que cuentes con un contrato de arrendamiento al momento de rentar tu propiedad. Y no importa si terminas rentando a un amigo, a un conocido o incluso a un familiar, sin excepción lo más recomendable es que haya un contrato de por medio. La PROFECO indica que el contrato debe contener por lo menos los nombres y datos de contacto del arrendador y el arrendatario, la dirección del inmueble, el monto por concepto de renta, si hay alguna garantía, la finalidad con la que estás rentando el inmueble (en este caso si es una casa, sería para uso habitacional), las responsabilidades de cada una de las partes y la duración del mismo.

Leer: Aprende a Tener Ingresos Pasivos

Considera una fianza de arrendamiento

Una fianza de arrendamiento es otro tipo de contrato que, aunque no es obligatorio, te puede ayudar a “blindarte” contra el riesgo de que la persona a la que le vas a rentar por cualquier motivo no pueda pagarte. Los datos específicos de una fianza de arrendamiento pueden variar, así como también sus costos. Lo que te sugerimos es que investigues y compares varias opciones si decides protegerte con una herramienta de este tipo para que así puedas tomar una buena decisión.

Rentar tu casa puede resultar un buen negocio, pero requiere que prestes atención a estos puntos si lo que quieres es evitarte una jaqueca. Sin embargo, ponerte las pilas y hacer la tarea evitará que pongas en riesgo tu patrimonio. Además, nadie quiere lidiar con trámites y procesos difíciles y engorrosos, así que si ya estás enterado con antelación de lo que debes hacer, esto te volverá una opción más atractiva a los ojos de tus futuros inquilinos.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *