Home Créditos Cómo funciona una tarjeta de crédito
Cómo funciona una tarjeta de crédito

Cómo funciona una tarjeta de crédito

0
0
Reading Time: 7 minutes

¿Pensando en obtener una tarjeta de crédito? Si sabes cómo utilizarla correctamente y administrar tus gastos puede convertirse en una herramienta con grandes beneficios, por lo que es indispensable que desde un principio sepas exactamente cómo funciona una tarjeta de crédito.

cómo funciona una tarjeta de crédito

Lo que debes saber de una tarjeta de crédito antes de usarla

¿Qué es?

Una tarjeta de crédito es una herramienta de pago que ofrecen principalmente los bancos y que puedes utilizar para pagar tus compras en millones de establecimientos alrededor del mundo, todos aquellos que cuenten con una terminal para procesar los pagos con tarjeta.

La diferencia entre una tarjeta de crédito y una de débito

Débito:

Cuando tienes una tarjeta de débito solamente puedes usar el dinero que ya se encuentra en tu cuenta, que tú o alguien más depositó en la misma; si la cuenta no tiene dinero o fondos suficientes entonces tus compras no podrán ser procesadas.

Crédito:

Cuando usas una tarjeta de crédito estarás usando dinero extra a tus ingresos, dinero que no es tuyo y tendrás que pagar, por lo que puedes pensar en tu tarjeta de crédito como si fuera un préstamo.

Cómo obtener una tarjeta de crédito

Ya sea que algún banco te haya ofrecido una tarjeta pre aprobada o que estés pensando en solicitar una, la institución con la que saques tu tarjeta de crédito puede evaluar factores como tu historial crediticio, ingresos y capacidad de pago para la aprobación y asignación de una  línea de crédito. La línea de crédito establece el monto máximo de dinero del que puedes disponer, ya sea para hacer el pago de tus compras utilizando el plástico o para disponer de efectivo.

Una vez que tu tarjeta de crédito fue aprobada por la institución y la has aceptado, te otorgarán un plástico personalizado con un número de identificación único, una fecha de vencimiento y un código de seguridad, datos que servirán para procesar tus compras y tus pagos. Aquí puedes conocer con más detalle cuáles son y para que sirve cada una de las partes de la tarjeta de crédito.

Ya tienes tu tarjeta… ¿ahora qué?

Primero, es indispensable que al recibir y activar tu tarjeta según las indicaciones de tu banco, la firmes al reverso, hacerlo evitará que otras personas puedan usarla sin tu autorización en caso de robo o extravío. ¿Listo? Llegó el momento de usar tu tarjeta de crédito.

Pagos y compras en establecimientos físicos

Actualmente la mayoría de los establecimientos aceptan pagos con tarjeta, generalmente son algunos de los más pequeños los que todavía no se suman por no contar con una terminal para procesar los pagos. Si no estás seguro, pregunta al encargado o a los empleados si reciben pagos con tarjeta.

Para hacer compras con tu tarjeta de crédito en establecimientos físicos es indispensable presentar tu tarjeta, la cual debe ser leída por la terminal del establecimiento para poder procesar el pago.

Es recomendable que siempre lleves una identificación oficial contigo, algunos negocios querrán asegurarse de que seas el dueño de la tarjeta.

Una vez procesada la compra deberás firmar un voucher que tiene el papel de un pagaré y recibirás una copia como comprobante de tu compra, lo ideal es que lo guardes al menos hasta que recibas tu estado de cuenta en caso de que necesites hacer aclaraciones.

Compras por internet

Para hacer compras por internet no necesitas una identificación oficial, solamente deberás dar algunos datos de tu tarjeta, como el número que aparece al frente, la fecha de vencimiento y código de seguridad, además de los datos personales con los que se encuentra registrada, como tu nombre completo y tu dirección.

Toma en cuenta que ésta es información sensible y que cualquier persona que la conozca puede realizar compras en tu nombre, por lo que para evitar fraudes debes revisar que la página en la que realizarás tu compra sea legítima y que el sistema para procesar pagos sea seguro. Revisa estos tips de la Profeco para hacer compras seguras por internet.

Al realizar una compra con tu tarjeta de crédito, el banco o la institución que expide la tarjeta se encarga de pagar al negocio el monto de tus compras y posteriormente tú tendrás que pagar al banco. Recuerda que tus pagos con la tarjeta de crédito funcionan como un préstamo que debes pagar al banco.

Cada vez que haces un pago o una compra con tu tarjeta de crédito o que dispones de efectivo, estos montos se descuentan de tu saldo disponible y se convierten en saldo a pagar. Cada vez que haces pagos o abonos a tu tarjeta ese saldo vuelve a estar disponible. Si agotas el saldo disponible entonces ya no podrás usar la tarjeta hasta que liquides el monto.

Diferir pagos y meses sin intereses

Aunque depende de las promociones de la tienda en la que hagas tus compras y de los beneficios de tu tarjeta, en ocasiones podrás diferir tus compras en pagos mensuales. Pero ojo, debes fijarte si la promoción se trata de meses sin intereses, de lo contrario los intereses que se acumulen de un mes a otro harán crecer tu deuda y terminarás pagando más, en plazos pero más.

Cuándo deberás pagar al banco

Una de las ventajas de las tarjetas de crédito es que sirven para financiar tu compras, es decir, no tienes que hacer un desembolso inmediatamente para pagar por ellas.

Cada plástico de cada persona tiene su propia Fecha de corte así como una Fecha límite de pago. Es muy importante que comprendas perfectamente la diferencia para evitar generar intereses y cargos adicionales.

La Fecha de corte:

Es el mismo día cada mes e indica el cierre de un periodo y el inicio de uno nuevo. En la fecha de corte se suman todos los gastos que hiciste durante el mes indicando también que ha llegado el momento de pagarlos al banco.

La Fecha límite de pago:

Es el último día que tienes para pagar el saldo a la Fecha de corte y son 20 días después de ésta.

Al realizar compras con la tarjeta de crédito toma en cuenta lo siguiente:

Si haces compras en los días siguientes a la Fecha de corte, es decir, al inicio de un nuevo periodo, tendrás alrededor de 50 días para liquidar este pago (los 30 días del periodo y los 20 días para pagar antes de la fecha límite de pago).

Si realizas compras días antes de tu Fecha de corte, esto es al finalizar el periodo, tendrás menos tiempo para pagar, solamente los 20 días entre la Fecha de corte y la Fecha límite de pago.

Lo ideal es que no esperes hasta la Fecha límite de pago sino que hagas el pago con anticipación para que sea procesado con tiempo y no se te vaya a olvidar, evitando así cargos adicionales. Conoce los beneficios de hacer el pago antes de la fecha de corte, una opción que también tienes disponible.

El Estado de Cuenta

Después de tu Fecha de corte el banco te enviará tu estado de cuenta al domicilio que tengas registrado o a tu correo electrónico, también puedes consultarlo en la banca en línea o a través de la app móvil de tu banco. ¿No sabes que significa? Aprender a leer tu estado de cuenta aquí.

Es recomendable que antes de hacer tus pagos lo revises para asegurarte de que todo está en orden. Ahí se desglosan todos los pagos del mes, las compras diferidas en mensualidades, los intereses, las comisiones y los pagos y abonos que haces a la tarjeta.

El estado de cuenta te indicará tu Fecha de corte y Fecha límite de pago, además te dirá que puedes hacer un Pago Mínimo o un Pago para no generar intereses, ¿cuál es la diferencia?

Pago Mínimo

Es una cantidad que calcula el banco según el saldo de tu tarjeta. Hacer el pago mínimo evitará que pagues cargos adicionales por morosidad, pero se generarán intereses por el saldo pendiente de pago del mes.

Pago Total para no generar intereses

Se calcula con todos los gastos que hiciste en el mes más los cargos de mensualidades sin intereses. Si liquidas el total de este pago antes de la Fecha límite de pago no pagarás intereses ni cargos por morosidad.

¿Y si no pagas nada?

Si por el contrario, no haces ningún pago antes de la Fecha límite entonces tendrás que pagar cargos por morosidad y los intereses acumulados que se calculan en base al saldo pendiente de pago de tu tarjeta.

Costos de una tarjeta de crédito

Recuerda que el uso de tu tarjeta puede generar costos adicionales a tus compras:

  • Anualidad. Algunas tarjetas no tienen anualidad, otras te cobran una cuota fija cada año. Esta cuota varía dependiendo de cada tarjeta.
  • Los intereses. Se cobran únicamente cuando no liquidas el pago total del mes antes de la fecha límite de pago.
  • Comisiones. También varían dependiendo de cada tarjeta y algunas no tienen comisiones. Éstas se pueden cobrar por retirar efectivo de tu tarjeta, consultar el saldo, usar la banca en línea, entre otros servicios, por lo que es importante que conozcas exactamente cuáles y de cuánto son las comisiones.
  • Cargos moratorios. Se cobran únicamente en caso de que haya pasado tu fecha límite de pago y no hayas pagado una cantidad igual o superior al pago mínimo.
Puntos y recompensas

Una de las ventajas de hacer tus pagos con una tarjeta de crédito es que muchas de ellas ofrecen puntos y recompensas que se generan con cada compra que realizas dependiendo del monto. Éstos se acumulan y puedes usarlos para pagar con ellos en algunos establecimientos o para canjearlos por productos o servicios.

Si ésta es una tus principales motivaciones para tener una tarjeta de crédito te recomendamos revisar con detalle los costos que te genera tener y usar tu tarjeta, pues si los costos superan los beneficios de tu tarjeta de crédito quizá no te convenga.

Lo más importante es que comprendas que una tarjeta de crédito no es un ingreso extra, es un préstamo. Lo ideal es que te ajustes no solamente a tus ingresos si no a tu capacidad de pago (ingresos – gastos fijos – ahorro = capacidad de pago). Recuerda que los costos y los beneficios de cada tarjeta varían, por lo que es indispensable que compares y elijas la mejor de acuerdo a tus objetivos y necesidades. ComparaGuru es una herramienta que te puede ayudar a comparar tarjetas de crédito.

Si en tu caso no tienes acceso a una tarjeta de crédito por falta de historial crediticio o por tener un puntaje negativo, Kueski puede ayudarte a obtener préstamos personales que te ayuden a salir de un apuro, pero además te servirán para generar un puntaje positivo en Buró de Crédito abriéndote las puertas a una tarjeta de crédito.

Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *