Como clientes de instituciones de servicios financieros, tenemos a la mano muchas alternativas de productos para organizar y llevar nuestra economía personal o empresarial.

Seguro hemos escuchado sobre la línea de crédito, un término que usamos frecuentemente pero que nos puede generar diferentes dudas, veamos, qué es y cómo funciona.

¿Qué es línea de crédito?

La línea de crédito es el monto de dinero disponible que una institución financiera entrega al titular de una cuenta corriente, esto para ser utilizado en caso de no poseer saldo en su cuenta, de esta forma se proporciona un medio de financiamiento extra.

Una cuenta corriente es un producto que el cliente adquiere para depositar su dinero y tener la facultad de disponer de él de manera inmediata, ya sea a través de retiros en cajeros automáticos o sucursales, en la banca electrónica o con cheques.

El banco debe tener siempre disponible la cantidad que se tiene en la cuenta. Si en algún momento el cliente tiene la cuenta en ceros, la institución bancaria ofrece productos como la línea de crédito. Esta te cubre de sobregiro en caso de quedar sin capital.

¿Cómo funciona la línea de crédito?

Este producto de fácil acceso que está asociado a tu cuenta corriente, funciona de la siguiente manera:

  • Inicia su función cuando tu cuenta corriente se queda sin saldo, por lo que es conveniente siempre estar revisando tu estado de cuenta y estar al tanto si esto ocurre
  • Se te otorga el dinero que requieres en tu cuenta corriente.
  • La cantidad que utilices genera cargos, comisiones, intereses, pagos de seguros o algunos otros elementos.
  • Una vez que tengas el dinero que solicitaste, lo debes pagar para evitar que la deuda aumente.
  • El pago no es automático, por lo que debes hacerlo tú. Esto quiere decir que de contar ya con saldo en tu cuenta corriente, no es igual, a que se realice el pago de la cantidad que se prestó.
  • Una vez que realizas el pago, el monto vuelve a estar disponible para que lo utilices, de ser necesario nuevamente.

En este sentido, si demuestras un buen uso de la línea de crédito, como lo es el compromiso con tus pagos, seguramente el banco considerará un aumento a la línea de crédito.

Recuerda que la línea de crédito, regularmente, es un indicador del nivel de endeudamiento que tienes, relacionado con los ingresos que percibes.

Lo más recomendable es que tus compromisos en cuanto a deudas, no superen el 40% de tus ingresos. Como cualquier producto financiero, debes usarla con mucha responsabilidad para que te sea de ayuda en tu economía y no cause un efecto contrario.

Recuerda hacer uso de este servicio en caso de un imprevisto y siempre teniendo claro tu capacidad de pago ante el compromiso que adquieras y el tiempo en el que debas pagar.

Características de una línea de crédito

Respecto a este producto financiero, algunas de sus características son:

  • Disponibilidad inmediata para capital.
  • Intereses solo por el día y monto utilizado (dependiendo de la institución).
  • Renovación automática.
  • Regularmente el plazo de la línea de crédito es inferior si lo comparamos con el de un préstamo.
  • En cuanto a los tipos de interés, comúnmente, suelen ser más altos.

Monitorear regularmente tus ingresos y gastos, te ayudará a conocer claramente cuál es tu capacidad de endeudamiento y no llegar a ella, por lo que de requerir echar mano de un producto de financiamiento, saber exactamente tu situación económica y usarlo de la mejor manera.


Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí