Home Planeación Madurez e independencia financiera después de graduarte
Madurez e independencia financiera después de graduarte

Madurez e independencia financiera después de graduarte

0
0
Reading Time: 5 minutes

Graduarse de la universidad es un logro que marca el inicio de una nueva etapa en la vida, esa etapa en la que te incorporas al mundo laboral (si no lo habías hecho), en la que se espera que continues tu desarrollo para convertirte en un adulto responsable e independiente, financieramente independiente de papá y de mamá.

independencia financiera

Para algunos alcanzar la madurez y la independencia financiera puede ser más complicado que para otros y no necesariamente quien gana más lo hace mejor. Además es uno de los tantos aspectos de la vida para los que no te prepara la escuela y, a veces, ni tus papás. Por este motivo quisimos recopilar algunos tips para que poco a poco te prepares para este momento.

Planea tu independencia con tiempo

Aunque lo más cómodo sería quedarte en vivir con tus papás para que sigan cubriendo tus gastos básicos y depender de ellos mientras tú gastas lo que ganas en ti esto puede ser contraproducente.

No esperes hasta que te gradúes o hasta que tus ingresos superen cierta cantidad, si comienzas a administrar tu dinero y tus gastos desde que tus papás te dan tu “semana” o desde que recibes tu primer sueldo como becario será más fácil aprender a administrar tu dinero y te irás independizando financieramente de forma gradual en lugar de hacerlo de sopetón.

Leer: Cómo Ganar Dinero Extra Mientras Estudias

Hazte cargo de tus propios gastos

Si no lo has hecho antes ha llegado el momento de que comiences a pagar por tus propias cosas y quizá de que colabores con los gastos de la casa. Además de ser una forma de contribuir a las finanzas de la familia y de retribuir a tus papás, es una forma de ir madurando en el aspecto financiero, de reconocer el costo de la vida y de todo lo que consumes y, junto con esto, de prepararte para cuando llegue el momento de volar del nido.

  • Comienza por poner a tu nombre y pagar tus servicios personales, como suscripciones a servicios de música o de video o tu factura de servicio de celular. Contar con un plan pospago a tu nombre en tu celular es además un forma de ir generando historial crediticio.
  • Paga tus gastos de entretenimiento de tu bolsa, desde ir al cine hasta hacer un viaje, es momento de que comiences a desarrollar la capacidad de pagar por ti, incluso cuando se trata de gastos grandes como lo sería un viaje.
  • No sólo pagues por lo que quieres, también por lo que necesitas. Hasta ahora tus papás se han encargado de cubrir tus necesidades: comprarte ropa, colegiaturas y materiales para tus estudios, celular para que te mantengas comunicado, ya sea que te den para moverte en transporte público, que te paguen el Uber o que te den o presten un coche más los gastos de gasolina, entre otros gastos “necesarios” en el día a día.
  • Si sigues viviendo en casa de tus papás acuerda con ellos una aportación mensual a los gastos de la casa, ya sea un monto fijo, un porcentaje de tu sueldo o determinadas cuentas, de esta forma te irás acostumbrando a hacer gastos de esta categoría para que no sea tan difícil cuando te mudes.

Comienza a ahorrar para los gastos del futuro

Aunque es fácil casarse con la idea de “soy joven, tengo mucho tiempo para ahorrar” es importante que comiences a plantearte metas financieras desde ahora y que comiences a ahorrar para ellas. Entre más pronto comiences a ahorrar (aunque sea con poquito) más puedes juntar y tendrás más oportunidades de cumplir tus metas y de cumplirlas mejor, por ejemplo, comprarte un mejor coche o una mejor casa sin endeudarte tanto.

No olvides el retiro, es cierto que falta mucho pero entre más grande sea tu fondo para el retiro podrás jubilarte antes y con una mensualidad más alta.

Leer: Cómo Ahorrar Para El Retiro

Haz historial crediticio

De jóvenes no nos preocupamos mucho por crear historial crediticio especialmente si contamos con papá y mamá que nos apoyan y nos protegen financieramente.

Aunado a esto existen personas que están en contra de las tarjetas de crédito y los créditos personales, así como otras formas de financiamiento que consideran más bien como “formas de endeudamiento”. Si creciste con estas creencias es importante que comiences a conocer las ventajas que los créditos pueden ofrecerte al elegirlos y administrarlos correctamente y que comiences a generar historial de crédito para tener acceso a mejores alternativas de financiamiento.

Incluso si por ahora no tienes grandes planes, tus intereses cambiarán conforme lo haga tu etapa de vida. En algún momento querrás irte a trabajar a otra ciudad, casarte, comprar el coche siempre has querido, o emprender tu propio negocio. A menos que tengas un muy basto fondo de ahorro para cumplir estas metas es probable que requieras apoyarte en créditos hipotecarios, automotrices, préstamos personales o para negocio y la mayoría de ellos te pedirán historial crediticio, o bien, contar con un buen historial te ayudará a obtener mejores condiciones.

Crear historial crediticio es mucho más sencillo de lo que pudieras pensar, puedes comenzar con pequeños pasos desde muy joven para que paulatinamente puedas tener acceso a mejores oportunidades de financiamiento que finalmente desemboquen en créditos más grandes y con mejores términos.

  • Si manejas una tarjeta de crédito adicional de la cuenta de tus papás ésta genera historial crediticio únicamente para el titular de la cuenta por lo que lo ideal es que tan pronto puedas obtengas una tarjeta a tu nombre. Obviamente el buen manejo de la misma será lo que te dé puntos positivos en Buró de Crédito.

Leer: Las mejores tarjetas de crédito para estudiantes

  • Los créditos y tarjetas que ofrecen algunas tiendas, las departamentales por ejemplo, también cuentan para tu historial crediticio, por lo que aunque tengas el efectivo para realizar tus compras si tienes acceso a créditos a meses sin intereses aprovecharlos puede ser beneficioso.

Leer: Lo Que Debes Considerar Antes de Sacar tu Primer Crédito

  • Si no puedes obtener una tarjeta de crédito y otros créditos precisamente por falta de historial puedes iniciar con préstamos sin buró como los de Kueski que, además de apoyarte cuando necesitas liquidez, te ayudarán a crear historial.

Leer: Paga a tiempo tu préstamo Kueski y mejora tu historial crediticio


“Recuerda, este es un texto informativo que contiene sugerencias. En Kueski no nos hacemos responsables por los resultados obtenidos al utilizar los productos/servicios aquí mencionados.”

Kueski SAPI de CV SOFOM ENR. Consulta aviso de privacidad, CAT y requisitos de contratación en Kueski.com. No requiere para su constitución u operación autorización de la SHCP y está sujeta a la supervisión de la CNBV en materia de prevención y detección de operaciones con recursos de procedencia ilícita.